Isleños Aleutianos. Esquimales del Pacífico Norte.

Textos y Documentos
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
Isleños Aleutianos.
Esquimales del Pacífico Norte.

George I. Quimby
A+ A-
Ceremonias

Las ceremonias aleutianas fueron un reflejo de las creencias religiosas, y en segundo plano de las pautas de comportamiento. En el diario de Steller (Golder, 1925, p. 92) figura el relato de un primer encuentro entre rusos y aleutianos:

"... uno de ellos se acercó a nosotros, antes metió la mano en su pecho, sacó un polvo de color brillante, y se pintó en las mejillas dos figuras en forma de pera, metió manojos de hierbas en sus narices y luego de los palos que estaban detrás de él en el kayak, extrajo uno de unas tres varas (1,8 metros) de largo, de madera de abeto y pintado de color rojo; tenía dos alas de halcones sobre él, las ató rápidamente con barba de ballena, nos lo mostró y luego con una sonrisa lo arrojó hacia nuestro barco en el agua.

No puedo decir si significaba un acto de sacrificio o de amistad. Por nuestra parte preparamos dos pipas chinas y algunas perlas de vidrio sobre una tabla y lo arrojamos hacia él. Lo agarró, lo miró, y luego lo llevó a su compañero que lo colocó en la parte superior de su barco. Después de esto, tomó más coraje y se acercó más a nosotros. Con la mayor prudencia ató un halcón eviscerado a otro palo y se lo pasó a nuestro intérprete Koryak con el fin de recibir de nosotros un lienzo de seda china y un espejo. No era su intención dejarnos el pájaro, sino que debíamos colocar el género entre sus garras para que no se moje".

El comportamiento de los aleutianos sugiere que o bien consideraban a los rusos como seres sobrenaturales o tenían un extraño saludo ceremonial.

Información adicional sobre el tratamiento ceremonial a extraños ha sido recogida por Bancroft, quien dice (1886, p. 93): "El huésped desconocido, cuando se acercaba al pueblo, se encontró con hombres y mujeres danzando, que lo condujeron a la casa de huéspedes donde le dieron comida. Después de la cena, el baile, ahora interpretado por hombres desnudos, continuó hasta que todos estuvieron agotados y se retiraron". Las esposas o esclavas eran prestadas a los invitados como señal de hospitalidad. Los préstamos de esposas era un costumbre común entre la mayoría de los pueblos esquimales.

La música para los bailes era producida por tambores, sonajas y cantos vocales. El tambor aleutiano -como el de los esquimales- era de una sola cabeza, con una membrana estirada sobre un aro. Era sostenido por cuerdas y comenzaban golpeando en los bordes. Algunos tambores estaban equipados con manijas de hueso o madera para manejarlo en lugar de las cuerdas.

Algunos de los cascabeles eran de picos de ave, otros de madera o piel.

Los bailes aleutianos eran presentaciones dramáticas para las ocasiones sociales y religiosas. Bancroft dice (1886, p. 93): "Ellos son aficionados a las actuaciones pantomímicas, representando en las danzas sus mitos y leyendas. Un actor interpreta un cazador, otro un pájaro tratando de escapar; la pieza termina con la transformación de un pájaro cautivo en una mujer encantadora que cae exhausta en los brazos del cazador."

La ceremonia aleutina más importante era la fiesta mayor de invierno, realizada para asegurar la buena caza en primavera. El festival duraba un desconocido número de días, los bailarines llevaban máscaras de madera talladas y pintadas en muchos colores. Las máscaras eran representaciones de los espíritus de los animales y de los seres sobrenaturales que viven en el océano, la tierra o el cielo; después de la ceremonia eran destruidas. Hubo grandes figuras talladas y pintadas, presumiblemente representaciones de dioses.

Una característica de la fiesta mayor de invierno consistía en un baile, en el que de acuerdo con Bancroft, "...las mujeres de la aldea se reunían bajo la luz de la luna y bailaban desnudas con rostros enmascarados, los hombres estaban excluidos bajo pena de muerte". Había bailes similares en los que participaban los hombres.


Anterior Siguiente