Isleños Aleutianos. Esquimales del Pacífico Norte.

Textos y Documentos
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
Isleños Aleutianos.
Esquimales del Pacífico Norte.

George I. Quimby
A+ A-
Organización Social

La organización social de los aleutianos era más complicada que la de los esquimales. Cada isla o grupo de islas pequeñas tenían un hombre en el poder mencionado por los rusos como el "anciano".

Había cuatro clases sociales: ancianos, jefes, plebeyos y esclavos. No sabemos como los ancianos, jefes y plebeyos alcanzaban ese estado; los esclavos eran aleutianos que habían sido capturados en las guerras entre las islas.

Posiblemente los jefes gobernaban aldeas o quizás estaban a cargo de los grupos ocupacionales de honor, como los cazadores de ballenas. Otra posibilidad es que los jefes obtenían su grado en la sociedad por su valentía y eficiencia en la guerra.

Los aleutianos -ancianos, jefes, plebeyos y esclavos- vivían en aldeas. Por lo general cada pueblo consistía en un grupo de casas unifamiliares y un centro comunitario grande, Kashim, que parece haber sido principalmente un tipo de casa de los hombres, lugar de reunión, taller y centro ceremonial.

Algunas aldeas tenían grandes casas comunales en los que vivían un número de familias, otras tenían viviendas más pequeñas que albergaban a familias individuales.

Matrimonio

Los aleutianos eran polígamos. El hombre tenía varias esposas, tantas como las que podía mantener con su caza y pesca. La mujer tantos esposos como casas pudiera sobrellevar.

Una forma de matrimonio era la captura, aparentemente no hubo métodos menos violentos para conseguir esposa. Bancroft (1886, p. 92) describe lo que parece haber sido matrimonio por compra. Se hicieron presentes a los familiares de la novia, pero incluso en esas condiciones pacíficas de matrimonio se realizaba un simulacro de secuestro, donde el novio fingía que se estaba apoderando de la novia por la fuerza.

Estaba permitido al aleutiano tomar como esposas adicionales a las hermanas más jóvenes de su esposa. Otra costumbre permitía a los hermanos menores y solteros del marido a convivir con las esposas de éste. Al parecer, este privilegio se extendió a primos paralelos (hijos del hermano del padre o de la hermana de la madre), a quienes se consideraba como hermanos por los aleutianos.

Hogar

Las complejas relaciones maritales y privilegios hicieron que el hogar aleutiano albergara una familia considerablemente ampliada. Los hijos de un matrimonio vivían con el hermano de la madre (tío materno), quien los educaba. Una costumbre común entre los pueblos primitivos.

Los registros de los primeros exploradores y comerciantes rusos, no revelan el tratamiento de las hijas, es probable que también fuera criados en la casa del hermano de la madre.

Parentesco

La compleja naturaleza de la sociedad aleutiana, se refleja en su sistema de parentesco, que se parecía más a la de algunos indios que a los esquimales, con quienes estaban relacionados con claridad en otros aspectos.

El aleutiano coloca dentro de las mismas o similares categorías a ciertos parientes que nosotros mantenemos separados. Por ejemplo, el padre y el hermano del padre eran casi equivalentes, al igual que la madre y la hermana de la madre.

El hermano de la madre y la hermana del padre, estaban en una categoría aparte, algo similar a nuestro "tío" y "tía". El tío aleutiano era muy importante, era el que criaba a los hijos de su hermana.

Los primos paralelos (hijos del hermano del padre o de la hermana de la madre) eran considerados equivalentes de hermanos y hermanas. Un aleutiano no podía casarse con su prima paralela.

Los primos cruzados (hijos de la hermana del padre o del hermano de la madre) se consideraron como primos. Probablemente había casamientos entre primos cruzados, incluso en algún momento fueran preferenciales.

Propiedad

Aunque la evidencia está lejos de ser clara, parece que cada pueblo o isla, tenía propiedad sobre determinados territorios de caza y pesca, probablemente divididos entre los hogares aleutianos. También había derechos al acceso de fuentes de pinturas minerales.

Nada se sabe acerca de la herencia de la propiedad, pero teniendo en cuenta los datos que se conocen sobre la organización social de los aleutianos, existe la posibilidad que los sobrinos heredaran de sus tíos (hermanos de la madre) y no de sus padres.

En vista de la relación tío-sobrino, la declaración de Bancroft (1886, p. 90) de que el status y el rol de los cazadores de ballena se transmitían de padres a hijos, probablemente no sea exacta. Es más factible que los derechos y privilegios de los cazadores de ballenas pasaran de tío a sobrino.

Educación de los niños

Al igual que los hijos de la mayoría de los pueblos primitivos, los niños aleutianos sabían lo que se esperaba de ellos mediante la observación de sus mayores y de juegos en los que asumían el papel de los adultos. A los niños se les permitía participar u observar la mayoría de las actividades cotidianas de la comunidad. Así, los niños aprendían la moral, la ética, la religión, la historia, la forma de asegurar la alimentación y la vivienda, y en general la manera de vivir como aleutiano entre los aleutinos.

El castigo era raro. Uno -común a todos los esquimales- consistía en sumergir un bebé que llora en la nieve o el agua fría. Bancroft dice (1886, p. 92) que "este recurso, realizado en medio del hielo roto, es muy eficaz".

Al llegar a una determinada edad, los niños eran entregados a sus tíos, quienes le enseñaban a cazar, el arte de la guerra, y otras cosas que se esperan de un hombre de las islas Aleutianas.

Las jóvenes aprenden a cocinar, coser, el cuidado de los bebés y a participar en las actividades sociales que se esperan de las mujeres.

Nombres

Los nombres aleutianos eran románticos y coloridos. Algunos registrados por Jochelson son los siguientes: Productor de la Luz del Día, Triturador de Colmillos de morsa, Mi Luna, Inspiradora de Miedo, Alga Marina, Siempre Miente, Raíz, Esperando el Dardo, Tiburón, Pelo de León Marino, Divisor (de troncos a la deriva), Habla Rápido.

Juegos

Había juegos para la diversión de niños y adultos. Al igual que los esquimales, los aleutianos tenían innumerables variedades del "Cuna de gato", juego con hilos practicado sobre todo por las mujeres. No se realizaba en verano, pues creían que si lo hicieran, un frío otoño seguiría.

Otro juego era la cama de saltar elástica -realizado con piel de foca- muy común también entre los esquimales.

Otro consistía en arrojar anillos tratando de insertarlos en un poste. Había varios juegos de malabares.


Anterior Siguiente