Cueva de las Manos

 
 
Cargando ....
  Sitios Arqueológicos
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
LinkÁrea Cultural Patagonia
La Cueva de las Manos, ubicada en el cañadón del valle del río Pinturas, al sur de la localidad de Perito Moreno, en el noroeste de la provincia de Santa Cruz, presenta una de las manifestaciones de arte rupestre más antiguas y significativas de la Patagonia argentina.

El río es un afluente del Deseado que recibe los arroyos Feo y Telken. El cañadón era llamado por los tehuelches "Kolon Niyeu" (tierra de colores), su abertura superior es de 482 metros, la inferior de 302, y la profundidad de 170 metros. El cauce está a 240 metros sobre el nivel del mar y los farallones que lo limitan tienen una altura similar. A 88 metros sobre el nivel del río se encuentra la Cueva de las Manos.

El yacimiento esta constituido por la Cueva Chica, la Cueva de las Manos, el Alero Charcamata y la Cueva Grande. Ditribuidas en un espacio comprendido entre el piso y los 3 metros de altura hay más de ochocientas impresiones de manos en los cuatro sitios, casi todas zurdas, salvo treinta y una que son diestras. La técnica más común era apoyar la palma de la mano para luego cubrirla con pintura dejando así una suerte de negativo.

Hay también positivos de mano, escenas de caza, símbolos geométricos, pequeñas serpientes, pinturas relacionadas con la fertilidad, pisadas de ñandúes, pumas, danzas rituales y juegos de figura y sombra. Los colores utilizados eran el blanco, ocre, rojo y negro.

Este arte rupestre aparece en lugares recónditos y abrigados, a veces de muy difícil acceso; su realización estaba ligada a prácticas mágico-religiosas propiciatorias de la fertilidad, la reproducción, la caza y la medicina ritual, concepción mantenida por los tehuelches aún en tiempos de la conquista.

La Cueva de las Manos, habría estado habitada desde los años 9.000 a. C.

En 1999 fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.