Rancho Peludo

 
 
Cargando ....
  Sitios Arqueológicos
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
Vínculos:
linkÁrea Caribe Sudamericano
Cerámica Rancho PeludoA. Urna con tapa. B. Vasija.
C. Recipiente para cocción con la característica rugosidad en la parte inferior.
La contaminación en las muestras arqueológicas de Rancho Peludo, llevó a pensar -durante veinte años- que se trataba de un sitio habitado por grupos paleoindios.

En 1957 José María Cruxent excavó el sitio de Rancho Peludo, ubicado en los márgenes de río Guasare, en la Serranía de Perijá; obtuvo una datación radio carbónica de 4.600 años de antigüedad, colocando la cerámica del lugar entre las más antiguas de América para entonces. Junto al arqueólogo de la Universidad de Yale, EEUU, Irvin Rouse (1913-2006), realizó una nueva excavación en 1961, esta vez las dataciones oscilaban entre 2.300 y 3.100 años antes del presente. Sus trabajos lo llevaron a postular la existencia de un antiguo sustrato paleoindio en el sitio de Rancho Peludo, con una agricultura incipiente que dedujeron de la existencia de fragmentos de budares para el cocimiento de la mandioca.

Este descubrimiento despertó el interés de los investigadores entre 1960 y comienzos de la década del 80, por interiorizarse del poblamiento temprano en la cuenca del Lago Maracaibo.

A comienzos de 1980, con el programa del Proyecto de Arqueología de Rescate auspiciado por la corporación zuliana se demostró que las dataciones estaban disparadas por la contaminación con carbón inerte existente en la región. Las fechas corregidas ubican al sitio entre los años 100 y 1.100 d.C.

La cerámica es relativamente tosca, gruesa y con desgrasante de arena. Las formas son platos, ollas y cántaros, adornados con impresiones de tejidos, motivos punteados, cruzados y apliques. Se encontraron bases anulares, entierros infantiles en cántaros y budares.


Fuentes:

Sudamérica Indígena. Dick Edgar Ibarra Grasso. TEA, Buenos Aires 1994.

Planteamientos arqueológicos para la comprensión de la historia aborigen de la cuenca del Lago de Maracaibo. Lino E. Meneses Pacheco, Gladys Gordones Rojas.