La Pitía.

 
 
Cargando ....
  Sitios Arqueológicos
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
Vínculos:
linkÁrea Caribe Sudamericano
 Mapa del área. Cruxent - Rouse.
link"Arqueología Cronológica de Venezuela". Capítulo respectivo.
En la Guajira venezolana, sobre las costas del Golfo de Venezuela se encontraba el sitio arqueológico La Pitía. En 1953, cono motivo de la construcción de la carretera que va desde río Limón hasta Paraguaipoa, el sitio quedó destruido. Poco antes, Miguel Acosta Saignes tuvo oportunidad de visitar el sitio y nos dejó una reseña del mismo:

Se trata de un extenso conchero de unos doscientos cincuenta metros de longitud por doscientos de ancho y una altura media de cuatro metros, por la extensión alcanzada su ocupación debió ser prolongada. El lugar resultó rico en vestigios arqueológicos: cerámica polícroma, instrumentos líticos, collares de conchas, cuentas de jade, etc. La cerámica es de una gran variedad. Los fragmentos de vasijas policromas, en las cuales predominan las bases anulares se cuentan por miles.

En la porción noreste del conchero, donde parece haber estado situado el basurero de la cerámica ceremonial se encontraron flautas antropomorfas, figuras globulares que recuerdan toda la cerámica de la región andina de Venezuela y la representación muy abundante de una figura femenina de anchas caderas que parece haber sido una diosa de la fertilidad. Esta figura entre las antropomorfas, es la más frecuente. Entre los restos cerámicos, el de mayor frecuencia es un asa que representa las extremidades delanteras de una rana.

Se trató de un pueblo agrícola que se instaló en los áridos territorios de la Guajira. Allí parece haberse transculturado, posiblemente de antiguos pueblos recolectores, consumidores de moluscos, aunque debe haber mantenido colonias que cultivaban en las regiones del río Limón. La abundancia de las representaciones de la diosa de la fertilidad demuestra las necesidades de aquel pueblo.

Un examen comparativo de los materiales, demuestra que hay relaciones con las culturas del tipo Ranchería en Colombia y con el Estado de Lara en Venezuela -sitio Tocuyano, Valle de Quibor-; sería un lugar intermedio de un horizonte cultural que parece haberse extendido desde Colombia hasta el Lago de Valencia en Venezuela.

Observaciones posteriores realizadas en El Cañito - 4 kilómetros al norte de La Pitía- llevó a Acosta Saignes a formular la siguiente hipótesis de trabajo:

"Los habitantes de La Pitia encontraron en la Guajira a pueblos recolectores de moluscos, de los cuales quedan yacimientos de caracoles sin cerámica, en la región de Paraguaipoa. De ellos aprendieron el consumo de caracoles. Los Pitianos fueron sucedidos por un pueblo que ha dejado sus restos cerámicos en la región de El Cañito, hasta donde ahora sabemos, entre los cuales figuran todavía algunos caracteres de la cerámica polícroma de los Pitianos y otro tipo diferente, en el cual predominan grandes platos monocromos con slip. Los habitantes de El Cañito podrían haber sido los predecesores de los Paraujanos. A estos habrían seguido los Guajiros. Los Paraujanos parecen haber sido desplazados de las regiones septentrionales de la Guajira hacia el Sur, hacia el rio Limón y la Laguna de Sinamaica, donde hoy habitan, según las versiones tradicionales de los Guajiros. Hay datos históricos, recientes, atestiguados por ancianos Guajiros, según los cuales ha habido un incesante retiro, desde principios de siglo, de los Paraujanos hacia el Sur, lo cual no hacía sino prolongar un traslado que debe haber durado cientos de años."

Las diversas propuestas que existen en cuanto al poblamiento temprano del Lago de Maracaibo, hace que encontremos mencionado al sito como perteneciente a diferentes Tradiciones: Hornoide, Hokomo, Tocuyanoide. Tampoco hay un criterio unificado acerca de su origen, unos proponen una difusión desde el noroeste colombiano, otros como José R. Oliver la considera como una población asociada a con la Macro Tradición Tocuyanoide: "... para algo antes del 1000 A.C., por gente portadora de una tradición y trasfondo policromo Tocuyanoide. Gentes de ese mismo trasfondo se expandieron no sólo por la región de Sinamaica sino que probablemente entre el 1000 y 500 A. C. ya habían colonizado el valle del río Ranchería (Lomo- Horno). Durante su larga evolución cultural, tanto en Ranchería como en Sinamaica, el impacto de la difusión de la decoración incisa ancha (Loma/Horno negra incisa) se hace sentir en la Pitia y Tocuyano. Para aproximadamente el 500 A.C y 100 A.C observamos que surge una tradición local -Malamboide- el cual enfatiza la decoración incisa ancha en forma contundente, pero sin abandonar la herencia "Pitiode-Tocuyano" con respecto a la policromía ...".

Colección de cerámicos del sitio La Pitía en Museo Peabody de Historia Natural de la Universidad de Yale (U.S.A). Lámina presentada en el trabajo de Miguel Acosta Saignes.
Cerámica Pitía Cerámica Pitía Lámina presentada en el trabajo de Acosta Saignes
Cerámica Pitía
Cerámica Pitía
Cerámica Pitía
Cerámica Pitía
Cerámica Pitía




Miguel Acosta SaignesMiguel Acosta Saignes.
Venezuela 1908 - 1989.

Periodista, ensayista, político, etnohistoriador, geógrafo y docente. Entre sus obras destacamos "Estudios de la etnología antigua de Venezuela". Parte de este artículo ha sido extraído de "Arqueología de la Guajira Venezolana".

José R. OliverJosé R. Oliver
Arqueólogo portorriqueño, profesor de arqueología en la Universidad de Londres, Inglaterra.

Especializado en la arqueología del Caribe y el norte de América del Sur, estudió antropología en Estados Unidos, doctorándose en la Universidad de Illinois en 1989.