Poblamiento de la Cuenca del Lago de Maracaibo

 
 
Cargando ....
  Sitios Arqueológicos
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
Vínculos:
linkÁrea Caribe Sudamericano
Entre los dos ramales de la Cordillera de los Andes que penetran en Venezuela: la Serranía de Perijá y la Cordillera de Mérida se encuentra la Cuenca del Lago de Maracaibo, hoya de fondo plano con el Lago de Maracaibo en el centro. Éste de unos 13.000 km2 es el más grande de Sudamérica, mide 212 km de norte a sur y 92 km en su máxima anchura, recibe el caudal de 50 ríos, sus aguas son salobres por el contacto con el Mar Caribe a través del Golfo de Venezuela.

En territorio venezolano, la cuenca se encuentra distribuida en los estados Zulia, Táchira, Mérida, Trujillo, Falcón y Lara. En el colombiano los departamentos del norte de Santander y La Guajira.

Por el norte se encuentra el Golfo de Venezuela y una llanura costera semidesértica que se prolonga hacia el este del territorio venezolano en dirección al estado Falcón y la depresión de Carora en el estado Lara. Hacia el suroeste numerosos ríos -en épocas históricas navegables- descienden de la cordillera andina contribuyendo a la formación ciénagas y selvas.

Las evidencias etnohistóricas, arqueológicas y lingüísticas de la Cuenca permiten postular una compleja secuencia cultural, con numerosos grupos que ocuparon un determinado espacio geográfico en diferentes momentos cronológicos, presentando una diversidad étnica a la llegada de los europeos. Las crónicas de la Conquista mencionaban -entre otras- Aliles, Bobures, Buredes, Caonaos, Caquetíos, Cosinas, Guajiros, Onotos, Pemones, Quiriquires, Toas, Zaparas. etc.

Los grupos comerciaban entre sí, los Caonaos intercambiaban sal por objetos de oro con los Buredes; a su vez ambos conseguían mantas y oro de los Pacabuy del río César. Había un intenso tráfico entre los grupos agrícolas de tierra firme con los de la costa que ofrecían sal y pescado.

En la actualidad sobreviven cuatro etnias: Guajiros y Paraujanos -lengua Arawak-, Yukpa -lengua Caribe- y Bari -lengua Chibcha-.

Las primeras investigaciones arqueológicas comenzaron hacia 1930 en la costa oriental del Lago, continuaron en la región de la Guajira; pero el interés científico se disparó en 1964 cuando José María Cruxent e Irvin Rouse postularon la existencia de un antiguo sustrato paleoindio con una agricultura incipiente de acuerdo a las dataciones que arrojaron los fragmentos de budares para cocer mandioca halladas en Rancho Peludo. Al probarse que las fechas estaban disparadas por la contaminación con carbón inerte existente en la región, surgieron nuevos modelos para explicar el poblamiento temprano de la cuenca del Lago de Maracaibo. Aquí presentamos tres que consideramos relevantes.

Modelos de poblamiento para la cuenca del Lago de Maracaibo

  Programa de Arqueología de Rescate de Corpozulia

Elaborado en 1984 por Marta Tartusi, Antonio Niño y Víctor Núñez-Requeiro. Propone la existencia de tres tradiciones arqueológicas: Malamboide, Hornoide y Ranchoide.

Lilian Arvelo

En 1987 elaboró un modelo que consta de tres períodos migratorios que generaron una ocupación diferencial en las regiones de la cuenca del Lago.

La primera que se prolonga entre el año 1500 a.C. y los comienzos de nuestra era, estaba compuesta por tres tradiciones que cohabitaron las costas marítimas y lacustres en aldeas separadas: Malambo, Hokomo y Lagunillas.

La segunda entre los inicios de nuestra era y el año 600 d.C., con la introducción de la Tradición Berlín y la finalización de Lagunillas. La tercera entre los años 600 y 1500 d.C., cuando desaparecen las tradiciones Hokomo y Malambo, se produce un proceso de diferenciación interna en la Tradición Berlín, y aparecen la Tradición Mirinday y dos estilos independientes: El Danto y Los Cocos.
José R. Oliver

En 1990 postula que diversas poblaciones del grupo lingüístico arawak colonizaron en distintas épocas la cuenca del Lago Maracaibo. Siendo la más temprana relacionada con el sitio Tocuyano y la más tardía relacionadas con el Dabajuro.

1500 a.C.   Tradición Malambo

Formada por los estilos Malambo de Colombia, el estilo Las Tortolitas -Alfarería "A"- del noroeste de Maracaibo, Cuzi y El Campamento en la Península de la Guajira y Hato Nuevo en la costa oriental del Lago Maracaibo.

La Tradición se caracteriza por el predominio de líneas incisas que forman motivos decorativos curvilíneos, ausencia de pintura y apliques de protuberancias.

La antigüedad de esta Tradición en la cuenca del Lago Maracaibo presenta debilidades para su ubicación cronológica. El único sito que tiene datación es Las Tortolitas, donde se obtuvo una sola fecha: 100 ± 50 a.C.

Cerámica Las Tortolitas
Tradición Hokomo

Esta formada por el estilo Hokomo que integra la Fase Kusú y Hokomo en La Pitía, Loma y Horno en el río Ranchería de Colombia y la Alfarería "B" de Las Tortolitas al noroeste de Maracaibo, el estilo Tocuyano del estado Lara, y el estilo Betijoque.

La Tradición Hokomo se caracteriza por la presencia de pintura policroma con motivos curvilíneos y se encuentra asociada con la expansión hacia la cuenca del Lago de Maracaibo de grupos arawakos.

Tradición Hokomo

 

Tradición Lagunillas

Integrado por el yacimiento de Lagunillas en la costa oriental del Lago, Tabay en el estado de Mérida, y la cueva de Coy - Coy de Uria en el estado Falcón.

Esta tradición se caracteriza por la combinación de la pintura con la incisión que forman diversos motivos curvilíneos y aplicaciones de protuberancias.

Cerámica Lagunillas
 
     
1300    
     
1100 Tradición Malamboide

Hacia el 1.100 a.C. se establecen grupos humanos relacionados con la Tradición Malamboide en la región, especialmente en lugares próximos a las costas del Golfo de Venezuela, en los ríos Socuy y Cachirí y en la costa oriental del Lago de Maracaibo.

Arqueológicamente se encuentra representada por el sitio Malambo en territorio colombiano y para el venezolano por los contextos de Cuzi, El Campamento y Marichén en la Península de la Guajira, Hato Nuevo en la costa oriental de Lago y La Barra, Las Minas y Las Tortolitas en la ribera del río Socuy,

La economía se basaba en la pesca, la recolección de moluscos y el consumo de la yuca brava o amarga.

Macro Tradición Tocuyanoide

Agrupa tradiciones policromas-incisas tempranas: Tocuyanoide, Hornoide, Lagunillas y Malamboide.

Su origen lo ubica en los Llanos venezolanos y el Orinoco, desde allí siguió dos rutas:

  • Desde el Orinoco, vía los llanos de Apure, penetran en la cuenca del Lago de Maracaibo provocando la Tradición Malamboide.
  • Por los llanos de Portuguesa y Cojedes hacia el Tocuyo -estado de Lara- dando origen a la Tradición Tocuyanoide. Posteriormente a través de los valles de Barquisimeto-Quibor llegan a la costa oriental del Lago de Maracaibo donde hacia el año 500 d.C. la encontramos representada por la Tradición Lagunillas.
Cerámica Tocuyano

Cerámica con decoración modelada y pintada. Engobe blanco pintado en rojo y negro. Predomina la representación de serpientes y plantas.

 
900
 
700
 
500
 
300
 
 
0 Tradición Berlín

Hacia el inicio de nuestra era, se observa un segundo período de ocupación, Se mantiene las tradiciones Hokomo y Malambo, desaparece Lagunillas, y aparece en la cuenca del Maracaibo la Tradición Berlín. Para Arvelo estos movimientos se encuentran relacionados con el afianzamiento de grupos arawak y chibcha.

Se asientan en los sectores pedemontanos de la Sierra de Perijá. La Tradición -integrada por los estilos Berlín, Ciénaga Grande, Zancudo, Miquimú, El Diluvio y Tairona- se caracteriza por una cerámica de incisión rectilínea combinado con el punteado y la aplicación de tiras y protuberancias.

Su distribución está relacionada con la historia de los grupos chibchas que habitaron la cuenca del Lago Maracaibo. Hacia el año 600 d.C. se produce un proceso de diferenciación interna entre los estilos El Diluvio y Zancudo, tal vez por la llegada de grupos diferentes a los pobladores ya establecidos; grupos caribe que pugnan por territorios de grupos chibcha.

  Tradición Hornoide

Incluye los períodos La Loma y El Horno presentes en el norte de Colombia, que forman parte del Primer Horizonte Pintado de Gerardo Reichel Dolmatoff .

En la cuenca del Lago se encuentra representada en Las Tortolitas - con una alfarería diferente a la que corresponde a la Tradición Malamboide-, el sitio de Alto Grande cercano al río Palmar y en la Fase Hokomo presente el La Pitía.
200
 
400
 
600 El Danto

Costa oriental del lago y norte de la actual ciudad de Maracaibo.

Compuesto por los materiales provenientes de los yacimientos de El Danto en el oriente y El Guamo en el sur de Maracaibo.

Los Cocos

Zona noroeste del Lago.

Presente en los materiales de los sitios Los Cocos y El Paredón del río La Ranchería en Colombia y La Doncella en el río Guasare de Venezuela,

Tradición Mirinday

Estructurada por los estilos Portacelli, Mirinday Dabajuro, Tierra de los Indios y Bachaquero.

La Tradición se caracteriza por el predominio total de la pintura sobre la decoración estrictamente plástica y la presencia de motivos pintados.

ceramica Mirinda
 
800

Tradición Ranchoide

Hacia el Siglo VIII d.C. la tradición Hornoide comienza a ser desplazada por la Ranchoide, que habían llevado el cultivo de maíz a constituir una de las bases de su economía.

Los ranchoides lograron un modelo tecnológico-económico más diversificado, al continuar explotando los recursos fluviales y lo producido por la caza de la fauna terrestre.

La Tradición Ranchoide se encuentra definida en el tiempo por tres complejos arqueológicos:

  • Puerto Estrella. 500 - 700 d.C.
  • Rancho Peludo: 100 - 1100 d.C.
  • Guasare: 1300 -1350 d.C.
 

Macro Tradición Dabajuroide

Incluye las tradiciones policromas tardías que tuvieron su punto de partida en los Llanos de Cojedes:

  • Dabajuroide: Grupos que colonizaron el este del estado Falcón, Paraguaná, Coro y se asentaron a lo largo de la costa y ríos falconianos. Por vía marítima, navegaron y colonizaron a las islas de Aruba, Curazao y Bonaire y también contactaron en la costa oeste de La Guajira a los pueblos del complejo Portacelli. Cerca del período del contacto con los europeos, se expanden hacia la cuenca del Lago de Maracaibo, dando origen a la Subtradición Bachaquero.
  • Tierroide: Grupos que se movilizaron por Barquisimeto y el oeste de Quibor en el estado Lara.

Cerámica DbajuroideLa Macro Tradición Dabajuroide, excepción de la Subtradición Mirinday -en el ejido de Tujillo- y Capacho -ejido de Tachira- se encuentra correlacionada con la etnohistoria del los Caquetíos, grupo de lengua arawak.

La cerámica se caracteriza por la impresión de tejido en las bases, ollas con cuellos corrugados, apliques de protuberancias, patas huecas y pintura roja o negra sobre blanco.
1000
 
1200
 
1400 d.C.
 

 


CorpozuliaCORPOZULIA

Fue creada mediante Ley del Estado Venezolano en 1969 para promover el desarrollo de la región zuliana. En 1984, en el marco del Programa de Arqueología de Rescate, Marta Tartusi, Antonio Niño y Víctor Núñez-Requeiro proponen la existencia de tres tradiciones arqueológicas en la cuenca del Lago de Maracaibo: Malamboide, Hornoide y Ranchoide.

IVIC

Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas.

El Centro de Antropología del IVIC, lleva el nombre de su fundador: José María Cruxent. Lilian Arvelo, Investigadora asociada y Jefa de Laboratorio de Arqueología, en 1987 elaboró un modelo que consta de tres períodos migratorios que generaron una ocupación diferencial en las regiones de la cuenca del Lago.

José R. OliverJosé R. Oliver
Arqueólogo portorriqueño, profesor de arqueología en la Universidad de Londres, Inglaterra.

Especializado en la arqueología del Caribe y el norte de América del Sur, estudió antropología en Estados Unidos, doctorándose en la Universidad de Illinois en 1989. En 1990 planteó que diversas poblaciones del grupo lingüístico arawak colonizaron en distintas épocas la cuenca del Lago Maracaibo.


Fuentes:

Planteamientos arqueológicos para la comprensión de la historia aborigen de la cuenca del Lago de Maracaibo. Lino E. Meneses Pacheco, Gladys Gordones Rojas.