Puerto Hormiga

 
 
Cargando ....
  Sitios Arqueológicos
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
Vínculos:
linkÁrea Caribe Sudamericano
Cerámica Puerto Hormiga

La cerámica de Puerto Hormiga data de unos 3.000 años a.C. , una de las más antiguas de América. El estilo tuvo un extenso desarrollo posterior en el Amazonas y el Orinoco. Los adornos moldeados muestran un alto desarrollo.

Según Reichel Dolmatoff en Excavaciones arqueológicas en Puerto Hormiga, Bogotá, 1965.
En Puerto Hormiga -hoy Puerto Badel- a unos 300 metros de la orilla oriental del Canal del Dique, en el departamento colombiano de Bolívar, Reichel Dolmatoff excavó en 1961 y 1963 un conchero bajo, con resto de un poblado circular de chozas de ramas, y terreno vecino pantanoso.

Mezclado con las conchas marinas, se ubicaron artefactos líticos, restos óseos y fragmentos cerámicos. Los análisis de carbono 14, los ubican entre el 3.090 y el 2.552 a.C., por lo que es ligeramente posterior a la cultura Valdivia de la costa ecuatoriana.

Montículo Puerto HormigaEntre los artefactos líticos se hallaron: yunques para romper semillas, placas de piedra arenisca y granulosa para moler, lascas de filo cortante, raspadores, golpeadores y pequeñas manos de triturar y machacar.

Los pobladores recolectaban moluscos del litoral y complementaban su dieta con la caza de especies pequeñas y la recolección de frutos vegetales. Su ocupación de más de quinientos años no ofrece mayores cambios en su composición cultural. Según Reichel, su ocupación era sólo por temporadas.

Cerámica:

Las excavaciones realizadas por Reichel Dolmatoff recuperaron 6.861 fragmentos de cerámica, de los cuales 425 -6,2%- están decorados. La forma común son vasijas semi-esféricas, de base redondeada y borde recto levemente entrado con 15 cm de alto por 30 de diámetro. No hay fragmentos con hollín, es decir las piezas no fueron expuestas al fuego, cocinaban calentando los elementos con piedras calientes.

Otra forma de vasija es oval, con dos salientes en los extremos. Una tercera forma es una especie de plato. El antiplástico es de fibras y hojas, común en la Amazonia. Las piezas no han sido elaboradas con tiras de arcilla, sino modeladas. 103 ejemplares están decorados con impresiones de conchas, incisiones en líneas anchas, irregulares; depresiones hechas con el pulgar, a veces presentan un relleno de pigmento rojo. Hay adornos modelados en 22 ejemplares con representaciones realizadas en el mismo barro, sin añadir material; son cabezas zoomorfas a veces con las extremidades delanteras que sirven de agarraderas.

Se observan algunas relaciones con la Cultura Valdivia, pero definitivamente no pertenece a ella, debe provenir de una entrada transpacífica desconocida, probablemente centroamericana. Los hallazgos sugieren la adopción de la cerámica por un pueblo de pescadores que originariamente pertenecieron a una cultura agrícola.


Fuentes:

Sudamérica Indígena. Dick Edgar Ibarra Grasso. TEA, Buenos Aires 1994.