linkCultura Emberá  
linkCosmogonía Emberá  

Pintura facial y corporal Emberá

 
 
Cargando ....
  Arte Precolombino
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Video de 40 segundos extraído de Los Emberá del Río - Resguardo Alto Baudó, Comunidad de Puerto Jagua, Nuquí-Chocó- presentado en YouTube. Mujer emberá explica la preparación de la jagua y el uso de la pintura.

Jagua

Color Negro

Jagua (Genipa Americana)

Fruto cuya fragancia y sabor son parecidos a los de la pera.

Además de utilizarse para decorar el cuerpo, también protege de los insectos e inclemencias del sol.

Preparación:

Se pelan tres o cuatro frutos, se pelan y rallan. La masa obtenida queda lista para ser exprimida resultando un líquido de color azul oscuro.

Aplicación:

1. Cuando se quiere una pintura de corta duración se aplica directamente el líquido obtenido.

2. Se hierve con cenizas resultantes de la combustión del balso, así. la mezcla, se incrusta indeleble en la capa externa de la piel y permanecerá hasta que ésta se renueve.

Achiote

Color Rojo

Achiote (Bixa orellana).

Con el machacado de sus semillas se obtiene un colorante rojo utilizado como pintura corporal y repelente de insectos.

Preparación:

Se extraen las numerosas semillas rojas contenidas en los frutos para sumergirlas agua durante varias horas, removiéndolas con las manos para que suelten el tinte.

Se deja en reposo, y al otro día se quita el agua; la tintura ha quedado en el fondo del recipiente.

Al dejarla secar al sol se convierte en un polvillo que se mezcla con grasa de oso o de venado, así está lista para ser utilizada.

Fue Dabeiba quien enseño a los Emberá las tinturas que se usan para la pintura del cuerpo. Así supieron que el árbol de jagua produce un fruto con el que se puede crear el color negro que resulta indeleble, también que del achiote se obtiene el rojo y que entre las reglas de belleza está la de ennegrecer los dientes.

La pintura facial y corporal embera está ligada con su concepción del mundo, es una de las manifestaciones más importantes de su cultura, representa y comunica actitudes sociales que se generan a partir del individuo hacia la colectividad y viceversa. Es a través de la pintura que el individuo se identifica y es aceptado en el plano cotidiano y con la cual los jaibaná se comunican con el mundo de los espíritus.

Unos a otros se pintan la piel, soporte para plasmar las complejas relaciones de los Emberá, donde cada planta, cada animal, cada elemento tiene un lugar en el cosmos y una razón de ser.

Las tintura negra la obtienen de la jagua, y la roja del achiote (ver cuadro a la derecha), la aplicación se realiza con palitos de madera en forma de tenedor de uno a cuatro dientes. El pigmento se incrusta en la capa externa de la piel, permaneciendo indeleble hasta que es naturalmente exfoliada -cuando la piel se renueva- a los 10 o 12 días.

Para los Emberá del Río (Dobida) es habitual la pintura facial y corporal en hombres y mujeres, mientras que para los Eyabida (Emberá de Montaña), lo usual es solamente la facial, especialmente en las mujeres.

La pintura facial generalmente ocupa la mitad inferior de la cara, desde el labio superior hacia abajo; la corporal se realiza con franjas de tintura negra en piernas, brazos y torso, los espacios en blanco se utilizan para diseños geométricos.

Schradera. "Diente Negro"

Dientes negros

Schradera, conocida por los emberá del Atrato Medio con en nombre de Kidai o Kidía.

Mascando su tallo logran el "diente negro" o kidawe, además de un fin estético, previene las caries y calma los dolores de muelas al sellar las porosidades dentales. Es un tinte difícil de limpiar.

Muchacha emberá katío

Muchacha Emberá Katío pintada para enamorar.

Joven río Bojayá

Joven soltero del río Bojayá

Según la ocasión, son los motivos pintados: En los bailes tradicionales, asumen el animal que se quiere representar en la danza: oso, culebra, etc. En fiestas de convite, inauguración de una casa, etc., se lleva la pintura facial y corporal de acuerdo con el rol social, ciclo vital, estado de ánimo y sector dialectal. Para seducir y enamorar se utilizan motivos en rojo sobre los pómulos y la pintura de labios del mismo color.

La pintura puede relacionarse con contextos particulares o fuera de ellos, cuando se emplea para ocultarse de los espíritus o protegerse de las enfermedades; en general se utilizan para:

  • protegerse de los espíritus (jai) malos y de las enfermedades.
  • dar fortaleza a los bebés y jóvenes.
  • ocultarse de los espíritus luego de un funeral.
  • asustar a los espíritus.
  • curar enfermedades: malestar estomacal, afecciones de la piel.
  • propiciar estados anímicos positivos a jóvenes y viudas.
  • especificar dialecto: Eyabida (Gente de montaña) y Dobida (Gente del río).
  • identificarse.
  • embellecerse.
  • expresar estados de ánimo.
  • enamorar.
  • comunicarse con los espíritus.
  • investiduras rituales (jaibaná).
Pinturas del Jaibaná y sus ayudantes:

Todos llevan pintura corporal roja y negra, la del jaibaná tiene sus propias particularidades, son diseños exclusivos fundamentales para la comunicación con los jai (espíritus).

En las ceremonias del jaibaná, la pintura es usada por todos los participantes, incluido el enfermo; los diseños invocan a los jais para curar o entablar relaciones de alianza o dominio.

Pintura del Jaibaná

Pintura del jaibaná con círculos concéntricos, los que denotan conocimiento.

Ayudante. Pintura huellas de tigre. Ayudante: Diseño de hojas

Pintura de los ayudantes.
Izquierda: huellas de tigre.
Derecha: hojas.

 


Fuentes:

Kipará. Dibujo y pintura, dos formas embera de representar el mundo. Astrid Ulloa Cubillos. Centro Editorial, Universidad Nacional de Colombia, Bogotá, 1992. (http://www.luguiva.net/documentos/detalle.aspx?id=122&d=7)