Barlovento y Canapote.

 
 
Cargando ....
  Sitios Arqueológicos
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
Vínculos:
linkÁrea Caribe Sudamericano
Montículos de Barlovento

Montículos en el sitio de Barlovento.
James Ford (arqueólogo norteamericano), 1969.

Cerámica de Barlovento

Cerámica de Barlovento.
Reichel Dolmatoff

Cerámica de Canapote Cerámica de Canapote.
Henning Bischof
Sitios similares a Puerto Hormiga, que integran la secuencia temporal del Período Formativo en la costa atlántica colombiana.

En 1950 Reichel Dolmatoff encontró en la Isla de los Indios, un islote de la Ciénaga de Zapatosa -cerca de la confluencia de los ríos Cesar y Magdalena- fragmentos se cerámica con impresiones de conchas diferente a la alfarería de los grupos más tardíos, que parecía indicar un "horizonte" formativo muy poco conocido. Con sus descubrimientos posteriores en Barlovento y Canapote confirmaría su existencia.

Ambos sitios cercanos al Canal del Dique, antiguo brazo del río Magdalena que corría hacia al noroeste y llegaba al mar cerca de la actual Cartagena, muestran la adaptación a un ambiente litoral de grupos que dependían de la recolección de moluscos y menor proporción de la recolección de semillas, caza de especies menores y horticultura incipiente.

Primero se encontró Barlovento, así lo describió Dolmatoff en su libro "Excavaciones arqueológicas en Puerto Hormiga":

"En 1954 se descubrió al Norte de Cartagena el sitio de Barlovento, conformado por una serie de grandes concheros dispuestos en un círculo. La excavación de este sitio produjo un abundante material cerámico de más de 20.000 fragmentos así como una serie considerable de objetos líticos.

Este material permitió definir por primera vez, en el caso de Barlovento, la existencia de una cultura de tipo arcaico mesoindio, de pescadores y recolectores de moluscos. La cerámica de Barlovento tiene las características siguientes: recipientes semiesféricos y subglobulares burdos, con base redondeada y bordes sencillos rectos; existen algunos recipientes de contornos elípticos vistos de arriba. El desengrasante es arena, a veces entremezclado con partículas de conchas molidas y. aparentemente, fragmentos cerámicos triturados.

La decoración consiste en líneas incisas anchas pandas, hileras de puntos irregulares, anillos estampados con un instrumento tubular, y manchas irregulares de pintura rojiza. A veces las líneas incisas también muestran un relleno de color rojo. La posición cronológica del Complejo Barlovento fue fijada por cuatro fechas de radiocarbono, entre 1.500 a.d.C. y 1.000 a.d.C. (Rubin & Alexander. 1960).

La cerámica de Barlovento parece más evolucionada que la de la Isla de los Indios, pero comparte con ella muchos rasgos de forma y decoración. Es de notar que en Barlovento no encontramos la técnica decorativa de impresiones dentadas producidas con el borde de un molusco, ni tampoco el achurado tosco, que son tipos decorativos de la Isla de los Indios".

El sitio está formado por seis concheros, dispuestos en un círculo y unidos por sus bases, en ellos se encontraron piedras redondeadas con escotaduras en su superficie, empleadas para tomarlas con ramitas a manera de pinzas, e introducirlas calientes dentro de las ollas, para la cocción de los alimentos. Al igual que en Puerto Hormiga los recipientes culinarios no tenían el hollín producido por su colocación sobre el fuego.

En 1961 Henning Bischof excavó el sitio de Canapote -resultó más antiguo- que había sido descubierto por Dolmatoff. Es un gran conchero de forma anular, localizado en la Ciénaga de Tesca y fechado en el año 1940 años a.C. Los alfareros continuaban la tradición cerámica de desgrasante de arena y recipientes decorados con líneas curvas anchas incisas y acanaladas.


Henning Bischof Henning Bischof
Arqueólogo alemán nacido en 1936.

En 1958 llegó a Perú realizando excavaciones en Paracas, y en el valle de de Nepeña ubicándolo sitios de la cultura Chavín. Después de un paso por Ecuador, llega a Colombia para realizar trabajos en la Sierra de Santa Marta, y posteriormente a Cartagena, donde rescató la cerámica de Canapote (1961).

En 1973 fue designado Director del Museo de Antropología de Manheim, en la región del Rhin, donde se mantuvo hasta su jubilación en 2.001.


Fuentes:

Sudamérica Indígena. Dick Edgar Ibarra Grasso. TEA, Buenos Aires 1994.