Tamoios

 
 
Cargando ....
  Culturas nativas de América
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y FotográficasEfemérides. TwitterEfemérides
 
 
 
 
 
Ubicación de Tamoios y Temininós. Detalle del mapa presentado Hermann von Ihering en A Anthropologia do Estado de São Paulo (1907).
Por tamoios o tamoyos se conocen a los indígenas que habitaban las costas de los actuales estados brasileños de San Pablo y Río de Janeiro, y formaron una Confederación de tribus -especialmente tupinambás - para enfrentar a los portugueses en el siglo XVI.

Aimberê del pueblo Uruçumirim (uruçu=abeja; mirim=pequeño) fue su promotor, Cunhambebe, de la aldea Ubatuba, fue elegido como primer líder. La Confederación -llamada Tamoia, que significa "anciano" o "el que llegó primero"- decidió una lucha sin cuartel contra los portugueses y la destrucción de Piratininga, nombre antiguo de la villa de San Pablo.

En noviembre de 1555, llega a la Bahía de Guanabara la expedición francesa comandada por Nicolas Durand de Villegaignon, establece vínculos con los Tamoios y establece el Fuerte Coligny en el marco de su proyecto de la Francia Antártica que no duró mucho debido a los conflictos internos entre los propios franceses. La presencia de los europeos hizo que los tamoios cambiaran el hábito de comer a los prisioneros de guerra para vendérselos. Cuando el Gobernador General de Brasil, Mem de Sá, atacó y destruyó el Fuerte, muchos franceses se incorporaron a las familias tupinambás y actuaron en la guerrilla tamoia.

La Confederación de los Tamoios que ahora portaba fusiles franceses podía llevar al fracaso de la colonización portuguesa en la región. Éstos enviaron a los padres jesuitas Manuel da Nobrega y José de Anchieta que lograron un armisticio.

El 1º de marzo de 1565, Estácio de Sá, establece San Sebastián de Río de Janeiro en la Bahía de Guanabara y la guerra se reinicia. La ocupación de Río de Janeiro pasó a ser decisiva para los portugueses, al efecto prepararon una gran escuadra y contaban con la ayuda del jefe Araribóia, líder de los temininós.

Los portugueses destruían aldeas pero los tamoios se reorganizaban y volvían a la ofensiva. Decidieron entonces un ataque final, luego de dos días de sangrientos combates, el 20 de Enero de 1567, se produjo la victoria portuguesa, todos los jefes tamoios habían muerto, la Confederación se había extinguido.

Para conocer más detalles seguí los siguientes vínculos:

Aimberê

Aimberê

Cunhambebe

Cunhambebe

Durand de
Villegaignon

Durand de
Villegaignon

Francia Antártica

Francia
Antártica

Estácio de Sá

Estácio de Sá

Araribóia

Araribóia

Antropofagia. Teodoro de By en obra de Hans StadenAntropofagia

En 1553, el alemán Hans Staden (1535-1579) naufragó en Itanhaém, litoral de San Pablo, llegará caminando a San Vicente donde es contratado como artillero por los colonos portugueses, hecho prisionero por los nativos, fue trasladado a Ubatuba, la aldea del cacique Cunhambebe, en la región de Mangaratiba, Río de Janeiro.

Permanecería allí nueve meses, en sus relatos asegura que los indígenas tenían la intención de devorarlo en la próxima festividad, el haber ayudado al cacique en una enfermedad le salvó la vida.

Participó en una expedición en canoas hasta Bertioga, San Pablo, para capturar enemigos. Muertos y heridos eran devorados en el campo de batalla y durante la retirada. Los cautivos eran llevados a la aldea, para que las mujeres pudieran participar del ritual antropofágico.

En una ocasión intentó convencer a Cunhambebe de no comer carne humana, así relató el episodio:

"Cunhambebe tenía a su frente un gran cesto lleno de carne humana. Comía una pierna. Cuando se llevaba un bocado a la boca me preguntó si yo también quería comer. Respondí: Un animal irracional no come otro de su especie, un hombre debe comer otro hombre?. Mordió la carne y dijo:'Jauára ichê. Soy un jaguar. Está sabroso?. Me retiré de su vista"

Logró escapar en un barco francés. A su regreso a Alemania escribió Verdadera historia y descripción de un país de salvajes desnudos, feroces y caníbales, situado en el Nuevo Mundo, América (1557) que resultó un éxito editorial publicándose diversas versiones, de una de ellas presentamos a la derecha una ilustración de Teodoro de Bry.