Cultura Yavi

 
 
Cargando ....
  Culturas nativas de América
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
Ruinas

Yavi Chico.
Ruinas dentro del poblado actual.

Vínculos Culturas NOA:
Cronología Cultural
Sitios NOA
Artes
Esta cultura se desarrolló en el sur boliviano y noroeste de la puna, teniendo un posible origen en los grupos chichas que se desplazaron hacia el sur, al comienzo del Período Tardío (850 d. C.).

Su geografía es cruzada por los valles de Sansana, Yavi y Yavi Chico, verdaderos oasis en el desierto. Las condiciones ambientales son muy favorables tanto en cuanto al abrigo como a la humedad. Todos sus arroyos son afluentes del sistema de Pilcomayo y se adentran en Bolivia. Las condiciones de relativo aislamiento respecto de las regiones de Humahuaca y Casabindo provocaron la eclosión de una cultura con rasgos propios cuya influencia parece haberse extendido posteriormente a esas regiones, ya que los menhires son muy semejantes a los de Pucará de Rinconada y Doncellas, lo mismo que la cerámica encontrada en La Isla y Angosto Chico.

Su poblado más denso y característico ha sido Yavi Chico, ubicado sobre la terraza fluvial en la margen derecha del arroyo homónimo. La parte más baja de la terraza, próxima a la barranca del río fue ocupada por terrenos de cultivo y la parte más alta fue utilizada para la ubicación de viviendas.

Las primeras menciones arqueológicas de Yavi Chico las obtenemos de Eric Boman, quien realizó excavaciones en el sector de antigal o "pueblo viejo". Encontró allí una tumba subterránea forrada de piedras que formaban una cámara cilíndrica con techo en bóveda de 1,50 metros de alto por un metro de diámetro. Adentro, además de un esqueleto de adulto, había un pequeño vaso de cerámica de pasta fina color casi rosado y que tenía en el cuello el modelado de una cara.

Las viviendas estaban compuestas por recintos irregulares intercomunicados. Las piedras de las paredes estaban unidas por barro. A veces la pared, solo hasta la mitad era de piedras, el resto, hacia arriba de adobes rectangulares. Los muros alcanzaban alturas de hasta dos metros. Los techos eran de madera y paja. Estas habitaciones, por lo general, están ubicadas dentro de los campos de cultivo.

En uno de los recintos se encontró una masa de piedra y barro. Los pisos estaban cubiertos de lajas y bajo de ellos, se encontraron grandes vasijas que utilizaban para almacenaje.

Los entierros se hicieron en cámaras subterráneas, unas consistentes en una construcción cilíndrica cerrada por falsa bóveda y con paredes revestidas con piedras. Otras con cámaras laterales, sin revestimiento, cavadas en el el subsuelo de las viviendas. Las bocas estaban cerradas por grandes lajas dispuestas oblicuamente y tenían un conducto de acceso vertical rellenado con piedras y tierra. Los muertos eran acompañados con vasijas de cerámica. Los mismos tipos de cámaras sirvieron también de silos.

Son notables los parajes con arte rupestre que combinaban signos grabados en bloques rocosos al aire libre y pinturas en abrigos en dos modalidades: figuras naturalistas de hombres y camélidos y guardas geométricas complejas.

Cerámica TípicaLa forma más típica de la alfarería de Yavi Chico es una vasija de cuerpo globular y cuello estrecho que ofrece como rasgo especial la presencia de dos asas dobles adheridas oblicuas, dispuestas asimétricamente. También puede agregarse modelados antropomorfos en los cuellos. Son de buena pasta y superficie pulida, La decoración es negra sobre fondo color café o rojo, los diseños más comunes son reticulados de malla muy fina y círculos o triángulos que terminan en espirales que se enlazan.

Hay una forma que es casi única de Yavi Chico: una gran vasija de cuerpo globular con dos asas adheridas al borde y que tiene una base con una especie de pie (cónico o cilíndrico) que facilitó el asentamiento del recipiente sobre las brasas del hogar.

Existen pucos de perfil compuesto o semiesférico con bordes decorados. Era una práctica extendida la incorporación de cerámica "sacrificada" entre las ofrendas fúnebres, que consistía en abrir orificios en las bases de las vasijas.

La organización espacial del conjunto de asentamientos, y la variable riqueza en los ajuares mortuorios sugieren una organización sociopolítica con situaciones de especialización laboral y jerarquización social.


Fuentes:

Argentina Indígena Vísperas de la Conquista. Alberto Rex González y José A. Pérez. Editorial Paidós. 2.000.

Jujuy y su región. Alicia A. Fernández Distel.