Tablas de Sarhua

 
 
Cargando ....
  Escritura y Simbología
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 

Galería de Imágenes
recorrer parar ver ampliado anterior siguiente

 

linkCultura Inca
La comunidad andina de Sarhua, en el departamento de Ayacucho, Perú, conserva la costumbre del decorado en la viga matriz que sostiene el techo de la vivienda.

Estas tablas son regalos entre compadres, pintan las familias de ambas partes, la presencia de estas personas los compromete a colaborar en la construcción. Puede haber más de una tabla de regalo para la misma construcción pues puede haber varios compadres.

Cada viga o "quellca" tiene motivos y técnicas de elaboración tan sencillas como rigurosas.

En general, el hombre andino se valió de las imágenes como un recurso de expresión y de comunicación. Fueron los qellcacamayoq, los historiadores del Tawantinsuyo que registraban gráficamente la historia en tablas y quienes relataban de memoria los hechos registrados en ellas en ciertas épocas del año.

Los orígenes de las tablas estarían en aquellas que Pachacútec Inca Yupanqui (1438 ~ 1471) hizo pintar para organizar la memoria del imperio que empezaba a construir y que se almacenaron, de acuerdo a crónicas como la de Pedro Sarmiento de Gamboa, en una singular biblioteca llamada Poquencancha en la ciudad del Cuzco.

Un eslabón posterior son las telas mandadas pintar por el virrey Francisco de Toledo (1569 ~1581), a pintores indios cusqueños, para mostrar a los reyes españoles la historia de los gobernantes incas.

Las tradicionales tablas pintadas de Sarhua, Ayacucho, Perú, evolucionaron a artesanías comerciales. En el video la representación de una historia de amor.

Duración: 01:00
Fuente: http://video.google.es/

Felipe Guaman Poma de Ayala con su "Nueva Crónica y Buen Gobierno”, entre 1613 y 1614, registró 398 ilustraciones, con la tradición quellca inca; el dibujo registra el hecho y la frase escrita una referencia más concisa de él.

De esta evolución vienen las Tablas de Sarhua, su antigüedad no puede probarse más allá de la segunda mitad del siglo XIX.

En la actualidad, inmigrantes sarhuinos producen en talleres artesanales limeños, tablas pequeñas, tomando temas, imágenes, motivos, colores y técnicas que ya habían sido probadas en su pueblo de origen, pero que cuyos productos artísticos, las tablas o las vigas, nunca habían salido a un mercado.


Fuentes:

http://hemi.nyu.edu/cuaderno/sarhua/