Inti Raymi

 
 
Cargando ....
  Cosmogonía
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
linkCultura Inca
linkCosmología Inca
Festival Inti Raymi

Ampliar imagenDesde el año 1944, en la fortaleza de Sacsayhuamán ("Lugar donde se sacia el halcón") ubicada dos kilómetros al norte de la ciudad de Cuzco se lleva a cabo la escenificación principal del Inti Raymi.

Huacalera

En Huacalera, Tilcara, a 99 km. de la ciudad de Jujuy (noroeste argentino), este monumento representa la línea imaginaria del Trópico de Capricornio y es el lugar elegido para los festejos locales del Inti Raymi.

El Inti Raymi ("la fiesta del sol"), se llevaba a cabo fines del mes de Junio, es decir, cuando empieza el solsticio de invierno y el sol se encuentra a mayor distancia de la tierra. Es entonces cuando se inician las cosechas.

Inti y su fervor solar aseguraban la continuidad y renovación de la vida; sus benéficos rayos propiciaban las buenas cosechas y la salud, por tanto, de hombres y animales.

Inti en complementariedad energética con la Tierra (Pachamama), hacen posible la continuidad y prolongación de las condiciones de vida en el Hanan pacha (El mundo de arriba), el Kay pacha, mundo presente y tangible. y el mundo de abajo, Ucu pacha.

Durante la época de los incas, el Inti Raymi era el más importante de los festivales celebrados en el Cuzco, según relata el Inca Garcilaso duraba 15 días, en los cuales había bailes y sacrificios.

En 1572 el virrey Francisco de Toledo (1515-1584) la prohibió por considerarla una ceremonia pagana y contraria a la fe católica, aunque se siguió realizando de manera clandestina.

En 1944, se efectuó una reconstrucción histórica del Inti Raymi en base a las crónicas de Garcilaso de la Vega. Desde esa fecha en adelante, la ceremonia vuelve a ser un evento público y de gran atractivo turístico.

La Ceremonia

En la víspera a la celebración, se concentraban en la plaza principal del Cuzco los personajes más importantes del imperio, allí estaban los generales, príncipes, gobernadores y el mismo Emperador Inca, todos finamente ataviados, empuñando sus escudos y sus cetros.

En la oscuridad, la multitud esperaba con gran respeto y en profundo silencio, la aparición del dios Sol.

El Inca, los sacerdotes y el pueblo, le rendían homenaje al dios Sol. Le agradecían por las cosechas y le pedían que vuelva a fecundar la tierra y que continuara dando bienestar a los hijos del Tahuantinsuyo. Para ello se encendía el juego sagrado y el Inca Emperador brindaba con el Sol.

La ceremonia estaba a cargo del Willaj Uma (cabeza que avisa), un amauta, sabio en conocimientos que interpretará el mensaje de la Naturaleza, para advertir al Hombre sobre la presencia de otro ciclo, con características de vida diferentes.

La intensidad y coloración de los primeros rayos solares en la madrugada de los festejos del Inti Raymi, indican abundante o escasa cosecha. En diversos órganos interiores de la llama blanca que se carnea en el momento de la Ceremonia, se advierten condiciones para una buena salud o afecciones orgánicas en los habitantes o animales de la región, nacimientos en mayor número de varones o de mujeres y otras informaciones pertinentes