Constelaciones

 
 
Cargando ....
  Cosmogonía
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
 Constelaciones Aymara  

Galería de Imágenes
recorrer parar anterior siguiente

 

linkCultura Aymara 
linkCosmogonía Aymara
Para el pueblo aymara la aparición en determinada época del año de ciertas constelaciones estaba ligada directamente a la los fenómenos naturales o sociales que los rodeaba, una siembra, una cosecha, lluvias o nevadas.

La constelación de Tauro con las Híades en su interior y la roja estrella Aldebarán conformaban para el pueblo Aymara la constelación de "Kotu Sankha" que significa "Gran puñado de brasas", desde la cosmogonía de este pueblo lo que se veía eran las brasas dentro de un brasero encendidas y refulgentes, marcando una época de su calendario central.

La constelación de Orión conformada por las estrellas Rigel, Betelgeuse, Bellatrix y Saiph, con las estrellas conocidas como las "Tres Marías" ("Chaca Siltu" que significa "Puente que enlaza los dos cielos") era para este pueblo del altiplano, el "Wara Wara Kjahua", que representa un fino poncho del rey o señor poderoso del lugar.

En la cosmovisión del entorno que rodeaba al aymara y sin duda los elementos naturales tenían una enorme influencia en sus decisiones y movimientos, el puma como animal principal de esas latitudes, está perfectamente representado en ruinas, monumentos dibujos y pictografías, y no podía faltar en la esfera celeste. La constelación que conocemos como Géminis, se denomina en Aymara "Puma Yunta" que significa par de pumas, guardianes de los cielos.

Una de las constelaciones más grandes que existen y que de alguna manera llamó la atención del hombre antiguo es la que conocemos como Argo Navis, si bien está dividida en Carina, Popa y Vela para la cultura aymara conforman una figura que representaba una visión cosmogónica de las grandes y misteriosas montañas que los rodean. La entrada a ellas a través de cuevas, pasadizos naturales representaba el gran misterio del averno, de las profundidades negras y lúgubres de la tierra. La segunda estrella más brillante del cielo, Canopus es conocida como "Laram Ururu", la estrella guía de las vicuñas en su lento peregrinar por los cielos.

Otra hermosa constelación y perfectamente observable desde el altiplano boliviano, es la zodiacal constelación Escorpio, para el pueblo aymara contemplando esa rica región del cielo y el conjunto de estrellas que la forman, corresponde a un instrumento utilizado en la vida cotidiana: "Wara Wara Qorawa" es decir la honda, representando además a la brillante y roja estrella "Kori Kala" (Antares) como la piedra refulgente a punto de ser lanzada.

La constelación austral hoy conocida como Corona Austral, fue también identificada como una corona pero de bruja, exponiendo el espíritu maligno que ronda en los montes, en los cielos, en las estrellas como "Laika Pullu", la "Corona de la Bruja".

Una de las constelaciones mas famosos del Hemisferio Norte, es la Osa Mayor, constelación que con cuatro estrellas en forma de cuadrado y sus estrellas distribuidas oblicuamente han sido vistas como el manto brillante y reluciente de una anciana abuela india, protectora de la Pacha (Tierra), la madre de todas las cuestiones, por eso se denomina "Junthhall Pakeri", retazo reluciente de tela con que la madre india se cubre la cabeza. Dentro de esta constelación se halla una estrella doble llamada Algol, ellos la conocían como "Palika Wara" ("dos estrellas juntas").

Pequeñas constelaciones como la del Delfín con estrellas débiles y apenas visibles en estas latitudes, la interpretaban como un ser legendario llamado Cheuseqa, representado por una lechuza con una flecha en el pico marcando la inmortalidad de los dioses en el camino al mas allá.

Al Sur del Centauro y debajo de la Cruz se encuentra otra región del cielo muy poblada como campo estelar, conocida en la astronomía moderna como Lobo o Lupus, los aymara veían en esa región que abarcaba algunas estrellas de otras constelaciones actuales, un gran campo cultivado de trigo, por eso esa zona del cielo se denomina "Apthapi orage" ("Zona sembrada o cultivada").

El hombre del altiplano contemplaba los cielos, y encontraba representaciones de los seres, miedos, fantasías y supersticiones, e incluso objetos que lo acompañaban en su tránsito por la vida.


Fuentes:

http://es.geocities.com/cienciayesoterismo/constelaciones.htm

http://www.cielosur.com/culturas-antiguas.php