Arútam. Dios de los dioses

 
 
Cargando ....
  Cosmogonía
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
linkCultura Shuar
linkCosmogonía
Cosmos Shuar Es el Dios de los dioses. Vive en las cascadas y llega a los Shuar por medio de los ríos.

Espíritu supremo, protector, trascendente y sobrenatural que transmite una fuerza especial al hombre. Con su poder divino impregna la Tierra y el Universo para producir efectos concretos en la realidad. Es la raíz y la mentalidad del mundo Shuar.

Se lo concibe como una divinidad cuya vida es similar a la del pueblo Shuar, de manera que Arútam es el modelo idóneo a seguir del pueblo Shuar.

No tiene un cuerpo, se manifiesta en una amplia gama de seres superiores relacionados con fenómenos tales como la creación del mundo, la vida, la muerte, y las enfermedades. Los principales son:

Etsa El Sol, creador los animales que viven sobre la tierra.
Tsunki Dueño de los animales del agua. Enseña todo lo referente a la pesca y a la salud.
Nunkui Deidad de las huertas, los cultivos, del hogar y la cerámica. Portadora de los conocimientos del mundo femenino.
Shakaim Creador de la selva. Representa la fuerza y habilidad para el trabajo masculino.

El Chamán en las cascadas de Arútam.Las cascadas son muy comunes en el territorio Shuar, las hay de toda forma y altura, son santuarios en la selva a los que se llega por senderos casi perdidos —puesto que hasta allí no se va cotidianamente—, con rocas cubiertas de musgos y pendientes escarpadas.

Para llegar a ellas se requiere respeto. Los uwishín (chamanes) ayunan cinco días antes y van caminando lentamente. Durante el trayecto toman ayahuasca y simulan ruidos de pájaro, para avisar su llegada y obtener una respuesta. Una vez allí, se golpea la roca tras la cascada y para saber si Arútam está allí, se espera una señal del agua. Cuando ésta se abre en actitud de acogida, Arútam inicia el contacto y se realizan los rituales pertinentes. Al salir, también se ayuna y no se debe regresar a ver la cascada, porque puede recibir una señal negativa (muerte).



Fuente:
Esquema tomado de Tuntiak.