Arqueología en los Llanos de Moxos

 
 
Cargando ....
  Sitios Arqueológicos
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
Vínculos:
linkÁrea Cultural Amazonia 
Moxos. Ilustración de Dan Brinlmeier.

Escena de vida cotidiana en los Llanos de Moxos alrededor del año 1.000.
Ilustración de Dan Brinkmeier. Field Museum of Natural History, Chicago.

La región de Moxos forma parte de la cuenca Amazónica, se extiende entre los Andes, el río Beni, el río Iténez (llamado Guaporé en Brasil) y las tierras bajas de Santa Cruz. Constituye una de las mayores áreas de sabana de inundación en las tierras bajas americanas, cubriendo unos 145.000 km2. Hoy políticamente pertenece al Departamento del Beni, Bolivia.

El territorio se caracteriza por pastizales y sabanas de monte bajo -80 % del territorio-, el resto corresponde a selva densa, ríos y lagos. Las lomas artificiales son parte inseparable de su paisaje. En la época de lluvias (de noviembre a abril) los ríos desbordan e inundan la llanura, es entonces cuando gran parte de los Llanos se transforma en una inmensa superficie de agua, interrumpida solamente por las zonas altas de monte.

Llanos de MoxosToda la geografía está marcada por la presencia de actividad humana precolombina: campos de cultivo, canales de transporte y riego, diques, terraplenes y montículos. La ocupación humana esta documentada desde el año 900 a. C. La agricultura en camellones habría comenzado hacia el 400 d. C., continuando hasta el arribo de los europeos.

La cerámica está vinculada claramente con la de las regiones circundantes:

  • Norte: tradiciones policromas Barrancoide y Amazónica.
  • Oeste: tierras altas de cerámica andina.
  • Sur y sureste: policromía y decoración acanalada de grupos lingüísticos Tupí.

El primero en investigarlas científicamente fue el etnógrafo sueco Erland Nordenskiöld (1877 - 1928) realizando excavaciones en los montículos Hernmarck, Velarde y Masicito. Al respecto del territorio comentó: "en la época de lluvias los vecinos se visitan a menudo en canoa, mientras que durante la época seca se ven estas canoas en medio del llano, donde no se encuentra terreno húmedo. Quien desconociera las condiciones podría con facilidad preguntase: ¿qué pretende hacer la gente con las canoas aquí, en territorio seco? Mojos es una región muy singular, donde se nada con carretones de bueyes y se camina con canoas sobre tierra seca".

Los trabajos del sueco -1913- revelaron estilos cerámicos más tarde agrupados en dos divisiones: "pintados" y "sin pintar". A partir de ellas se establecieron fases cerámicas, para la primera: Velarde Superior, Velarde Inferior y Hernmarck; para la "sin pintar": Masicito y Río Palacios. Investigaciones arqueológicas posteriores revelaron otros sitios y tradiciones cerámicas.

Cerámicas del Montículo Velarde Inferior, según Nordenskiöld.

Velarde Superior. Gran urna funeraria según Nordenskiöld. Por su boca estrecha no habría sido fabricada con usos funerarios.

Montículo Hernmarck. Olla trípode según Nordenskiöld en Baessier-Arch.

Cerámica del Río Palacios según Nordenskiöld.

Rurrenabaque. Vaso campaniforme según Arthur Posnansky (Austria. 1873 - 1946).

Contactos Europeos

Mujer inddígena MoxosLos Llanos de Moxos fueron intensamente recorridos por los primeros europeos que buscaban afanosamente los míticos tesoros de "El Dorado". Rápidamente la población precolombina resultó diezmada por las enfermedades introducidas; cuando los jesuitas entraron en el territorio -1675- encontraron una región casi desierta con pueblos abandonados. La población residual formada por diversas etnias enfrentadas entre sí, habían olvidado el conocimiento del manejo productivo del ecosistema de inundación.

La población indígena actual de la zona se compone fundamentalmente de moxeños de la familia lingüística arawak, con presencias menores de otras etnias: Yuracare, Canichana, Chiman, Sirionó e Itomama.

Ilustración de Francisco Xavier Eder (1727 -1772):
Mujer indígena con niño en las misiones de Moxos.

Montículo Velarde (Cercano a la ciudad de Trinidad. 600 - 1.500 d. C.)

Se hallaron dos estratos bien definidos:

Montículo Velarde Inferior (600 - 700 d. C.)

No existen urnas funerarias ni trípodes, los entierros son extendidos, en cambio existen los tetrápodos. Faltan las asas. Los motivos pintados abundan y también algunos modelados (barrancoides); el principal motivo pintado es un triángulo espiralado, con un ojo en su interior. Hay platos campaniformes y cucharas de arcilla.

Montículo Velarde Superior (700 - 1500 d. C.)

Faltan los tetrápodos y hay trípodes pequeños, aplicados incluso a las grandes urnas. Faltan las cucharas, abundan los platos y algunas estatuillas. Cántaros globulares con pequeños pies. Motivos pintados en negro y rojo sobre fondo blanco y terracota, asimilada a la Tradición Polícroma del Amazonas.

Montículo Hernmarck (600 - 1.500 d. C.)

Similar a la Velarde Superior; se encontraron 43 cántaros considerados urnas funerarias. Cerámica pintada con asas, abundan los platos trípodes, las piezas de rueca y figurillas humanas femeninas. Motivos dibujados en un tono marrón rojizo sobre terracota y engobe blancuzco; uso también del negro; dibujos geométricos curvilíneos con espirales, también cuadriculados o en damero.

Montículo Masicito ( 1.000 - 1.500 d. C.)

Ubicado a unos 60 km al sur de Trinidad, sobre el río Mamoré. La cerámica -asociada a con la Tradición Incisa y Punteada del Amazonas- es incisa estampada y con algunos modelados y botones en los costados del borde, faltan las asas y la pintura. Abundan los platos trípodes, con pies incisos, en forma de patas de animales y una carita zoomorfa en su unión con el cuerpo.

Chimay (600 -800 d. C.)

En el suroeste de los Llanos, no lejos de la Misión de Covendo sobre el río Beni. Asentamiento sobre un gran montículo, se hallaron tres tumbas, una con el cuerpo extendido, los otros flexionados. Hachas de piedra y morteros. La cerámica consiste principalmente en platos, algunos con asas y otros tetrápodos. La decoración es incisa faltando la pintura.

Río Palacios (1.000 - 1300 d. C.)

Al pie de los Andes, se encontró un enterramiento primario en grandes urnas apódas. Entre las ofrendas había un disco de cobre, tres de plata y cuentas de hueso, vasijas varias y cuatro trípodes.

Casarabe (300 - 1500 d. C.)

50 km al este de Trinidad, se encuentra Casarabe, y en sus inmediaciones montículos prehispánicos.

La Loma Alta de Casarabe presenta una base de 600m por 400m y una altura de 16m. La excavación realizada pone de manifiesto la presencia de entre 22 y 32 ocupaciones superpuestas hasta una profundidad de 10 m, abarcando un período entre los años 300 d. C. y 1200 d. C. La cerámica es incisa, blanco sobre rojo, polícromo, los primeros rasgos parecen saladoides y barrancoides.

En dos montículos -Loma Mendoza, de 5 m de alto y Loma Salvatierra, de 8 m-, se hicieron trabajos en las temporadas de campo de los años 1999 - 2006. Se ubicaron cerámicas, huesos humanos y de animales producto de asentamientos humanos entre el 400 y el 1400 d. C. Se rescataron cerca de 80 esqueletos humanos, que tenían como único patrón común la orientación de las tumbas con dirección norte-sur. Uno de ellos era singular: llevaba collares de cuentas, colmillos de tigre y otros elementos, que sugieren perteneció a un chamán.

Bella Vista (1200 - 1300 d. C.)

En la región de Bella Vista, noroeste de los Llanos de Moxos, cientos de geoglifos similares a los de Acre en el sudoeste de Brasil: zanjas anchas y profundas, circulares o elípticas de 4 a 10 metros de ancho. A juzgar por la delgadez de la capa de ocupación, parece haber sido de poca duración, entre los siglos XIII y XIV.

"Granja del Padre".
Fotografías: uno de los entierros y aérea de geoglifo.

En los sitios con foso circular de Bella Vista, no se encontraron hasta ahora fogones o huecos de poste. Es decir, faltan evidencias que comprueben que estos lugares hayan sido asentamientos en el sentido estricto de la palabra. Sin embargo la cerámica hallada es prueba que los lugares fueron utilizados.

En el sitio de "Granja del Padre", se encontraron 15 entierros, distribuidos en una franja que atravesaba diagonalmente el área excavada, en todos los casos los cuerpos fueron depositados en vasijas globulares grandes colocadas de cabeza.

Cuenca del Río Beni

En las últimas investigaciones realizados a lo largo del río Beni entre las localidades de Rurrenabaque Y Riberalta, se localizaron 11 sitios arqueológicos de los cuales 7 han sido analizados. Estos sitios de asentamiento no alcanzan las proporciones del sector central de los Llanos, tampoco tienen fuerte presencia los movimientos de tierra vinculadas a la actividad agrícola. En Rurrenabaque, Nordenskiöld ubicó una urna que consideró funeraria, pero su cuello estrechado, en forma de pera y con una cara humana modelada, muestra que no fue construida con ese fin.


Fuentes:

http://www.dainst.org/es/project/moxos-bolivien?ft=all

http://www.scielo.br/scielo.php?pid=S0044-59672004000200003&script=sci_arttext

SISTEMAS AGRICOLAS PREHISPANICOS EN LOS LLANOS DE MOJOS. Clark L. Erickson.

Nature and Culture in Prehistoric Amazonia. Love Eriksen

Sudamérica Indígena. Dick Edgar Ibarra Grasso. TEA, Buenos Aires 1994.