Colonización Vikinga

 
 
Cargando ....
  Primeros Americanos
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
Contactos Vikingos

Galería de Imágenes
recorrer parar ver ampliado anterior siguiente

 

Vínculos 
linkApéndices
Los vikingos, provenientes de tres parajes escandinavos: Noruega, Suecia y Dinamarca, dominaron por casi 300 años la exploración, el comercio y la colonización, desde cerca del 790 hasta 1066.

Se extendieron por Europa, Asia y América, por motivos inciertos: escasez de tierras fértiles en Escandinavia, liberarse de los poderosos reyes gobernantes, oportunistas o simple barbarie.

Con el tiempo las expediciones disminuyeron y se unieron a la Europa cristiana, pero sus costumbres viven en algunas partes de los antiguos dominios vikingos.

Groenlandia era desconocida en Europa hasta el siglo X, cuando fue colonizada por vikingos de origen noruego recién asentados en Islandia.

Los viajes, descubrimientos y asentamientos vikingos en América fueron escritos por primera vez en dos sagas: la "Saga de los Groenlandeses" escrita en el año 1200, y la "Saga de Erik el Rojo", en el año 1260.

Se trata de relatos de autor anónimo sobre hechos sucedidos dos siglos antes transmitidos oralmente, durante muchos años, se dudó de la autenticidad de las sagas; hasta que en la década de 1960 se comprobó la base histórica de las sagas al excavarse un asentamiento vikingo en Terranova: L'Anse aux Meadows.

Dispersos por todo el continente, encontramos posibles inscripciones rúnicas, también leyendas y mitos que hablan de hombres y dioses altos, blancos y barbados, que sugieren su expansión en el territorio.

Groenlandia

Según las sagas, en el año 982, un irlandés llamado Gumbiorn, fue llevado por una tempestad al oeste de Islandia, avistando Groenlandia sin desembarcar.

Algún tiempo después Erik el Rojo, desterrado de Islandia por cometer un crimen, equipó un buque para dirigirse a las tierras descubiertas por Gumbiorn. En 985 llegó a la costa oriental de Groenlandia. Pasó el invierno en una isla cercana a la costa. En la buena estación observó la vegetación, llamando al país Groenlandia: "Tierra Verde".

Hizo un segundo viaje con 25 buques y se estableció en el país, su hogar fue en Brattahlid (cerca de la actual Qassiarsuk), el lugar formó parte del Asentamiento Este, también fundó el Asentamiento Oeste.

La colonia nórdica alcanzó los 5.000 habitantes, en sus mejores momentos comerció con Europa marfil de los colmillos de las morsas, cuerdas, ovejas y pieles de oso y de foca. La colonia dependía de Europa en el abastecimiento de hierro y de madera para la construcción. Barcos comerciales viajaban cada año a Groenlandia desde Islandia, y ocasionalmente desde Noruega.

 Brattahlid

 

Plano de la Granja

Sección en planta de la granja Brattahlid, levantada por Erik el Rojo.

BratthahildBrattahlid, protegida por el Eriksfjord (fiordo de Erik), fue la primera colonia vikinga en Groenlandia. Sus tierras son aptas para la labranza.
RuinasRuinas de la primera iglesia cristiana en América. Se han encontrado fragmentos derretidos del metal de la campana, y las piedras de la fundación.
IglesiaReconstrucción de la iglesia construída por Erik el Rojo a instancias de su esposa Thjódhild. Midió 12,5 x 4,5m., al parecer el fuego la destruyó.

Durante las excavaciones de la capilla que la esposa de Erik y sus alrededores, se hallaron un total de 144 esqueletos, correspondientes a personas fuertes y altas, no muy diferentes a los actuales escandinavos. Uno de los esqueletos, correspondiente a un hombre adulto, tenía incrustado un cuchillo que no era escandinavo, entre las costillas, señal inequívoca de confrontaciones en las fronteras de la colonia, en otro cementerio más hacia el sur todos los cuerpos presentan heridas y mutilaciones múltiples, provocadas inequívocamente por un combate.

En el siglo XII, con motivo de disponer una autoridad espiritual, ofrecieron a un nuevo obispo una de sus mejores granjas, erigieron en el lugar una catedral construida íntegramente con una piedra arenisca de color rojizo típica del lugar, y la dedicaron al santo patrón de los navegantes, San Nicolás. La nave principal podía dar cabida a más de un centenar de personas, disponía de un establo para más de cien vacas y de un silo en el que recoger los comestibles que eran recolectados de entre los granjeros locales y enviados a Roma.

Aunque la presencia de la Iglesia inicialmente animó a los groenlandeses, llegó el momento en que se convirtió en una pesada carga. A mediados del siglo XIV, era la propietaria de dos terceras partes de los mejores pastos, y los diezmos eran tan elevados e injustos como en otros lugares de Europa. Una parte de estos, iba destinada a mantener las Cruzadas que se estaban llevando a cabo por medio Mundo, e incluso para combatir a los herejes en Italia. A pesar de se uno de los lugares más prósperos del mundo cristiano, las autoridades eclesiásticas tenían serias dificultades en encontrar a alguien que quisiera desplazarse a un lugar tan distante. De hecho, muchos clérigos aceptaron el título, pero jamás pisaron Groenlandia, prefiriendo conceder sus bendiciones “a distancia”.

La vida era compleja para los groenlandeses en otros aspectos. El número de mercantes noruegos que llegaba a sus puertos era, en el mejor de los casos, de uno o dos al año. Y se fue reduciendo el exiguo número hasta que llegó un momento en que no recalaba en la isla ningún barco. Esto significó que los lugareños vieron de repente cortado, entre otras cosas, el suministro de hierro y herramientas que necesitaban para trabajar en sus granjas y en la construcción y mantenimiento de sus barcos. El motivo de este repentino abandono de Noruega a su colonia fue sencillo: la predominante posición naval que habían mantenido durante años en el Mar del Norte, se vio sobrepasada por el imparable ascenso de la Liga Hanseática, que disponía de buques de carga más grandes pero que nunca hacían escala en Groenlandia, debido a que el océano era muy peligroso en aquellas latitudes y el beneficio era tan pequeño, que no merecía la pena el viaje, especialmente desde que se comercializaba con marfil de elefante, que era difícil de obtener, pero aún así más fácil que el morsa.

A medida que el aislamiento de los groenlandeses de Europa crecía, su entorno se iba deteriorando progresivamente. Las granjas que explotaban, siempre al máximo, habían perdido su fertilidad. La erosión que siguió, dio lugar a una severa reducción de la tierra. Esta erosión, se produjo como consecuencia de una tala masiva de los sauces y olmos que eran antaño abundantes, pero única fuente para emplear como combustible en los hogares, ante las gélidas temperaturas de aquellas latitudes. El análisis del polen, muestra un drástico descenso de estas especies arbóreas durante los años en que allí estuvieron asentados los vikingos. Y para colmo, la rueda se cierra con una disminución de los víveres domésticos, ya que el consumo de hierba y matorrales del ganado, unido al continuo trasiego de los animales, destruyó por completo la base de la cadena alimenticia de la isla, dejando la tierra totalmente agotada.

Por si no fuera poco, un cambio climático generalizado, provocó que los veranos se acortaran y fueran más fríos, limitando el tiempo en que el ganado se podía mantener pastando en el campo y obligando a realizar un sobreesfuerzo para recolectar forraje cara al invierno.

Los Inuit, competían con ellos por los recursos. Las fuentes vikingas que mencionan a los Inuit, a los que llamaban "Skraelings" (feos), refieren a un numeroso grupo que habitaba en la zona de la Isla de Ellesmere, muy hacia el norte, migraron hacia la costa oeste de Groenlandia y arrasaron el asentamiento que allí se asentaba.

El cementerio de Herjolfsnes, en el extremo más meridional de Groenlandia, arroja algo de luz a lo que pudo suceder en los últimos días en que el asentamiento oriental estuvo habitado. Los restos hallados, evidenciaron una vida muy dura: las dentaduras tenían un serio desgaste, las articulaciones de la mayoría de adultos estaban espesadas por el reumatismo… Se baraja la posibilidad de que fuera la peste la que acabó con los habitantes de Groenlandia, ya que se sabe que, por ejemplo, la población de Islandia se redujo a la tercera parte cuando la plaga asoló la isla en 1.402 y durante dos años. Pero no se han hallado fosas comunes o restos que permitan determinar tal afirmación.

En 1.540 una partida de marineros islandeses que se vieron arrastrados hasta Groenlandia por un temporal. El único nórdico que encontraron en toda la exploración que realizaron del lugar, falleció delante de sus narices, vestido con harapos y pieles de foca. Cerca de él, se encontraba su cuchillo, torcido, gastado y sin apenas filo. Conmovidos, se llevaron a aquel pobre diablo de regreso con ellos para que descansara en la tierra de la que siglos atrás, zarparon sus antepasados en busca de un futuro mejor.

La falta de adaptación de los nórdicos a las nuevas condiciones ha sido en parte refutada por nuevas investigaciones que demuestran que cambiaron su dieta basada en un 80% en comida de granja por otra compuesta, en un 80%, por alimentos marinos. Otras teorías han relacionado la reducción con piratas vascos o ingleses.

Vinlandia

Parece que el primer europeo que descubrió Vinlandia fue un mercader noruego llamado Bjarni Herjólfsson, que por los años 986-988, salió de su patria para Islandia, punto donde residía su Padre Heriulfo, hijo de Biard, que era pariente de Ingolfo, primer poblador de Islandia.

Llegado a Islandia supo que su padre había salido para Groenlandia. Deseoso de verlo, hizose a la vela para éste último punto, aunque ni él ni su gente había navegado antes por aquellos mares. Salieron con neblina y viento norte, y después de varios días de navegación ya no sabían donde estaban. Divisaron una tierra cubierta de árboles, sin montañas y entrecortada por algunas lomas. Como la descripción que le habían dado ésta no era Groenlandia, la dejaron a babor; navegaron otros dos días mas y divisaron otra tierra plana y cubierta de árboles. De allí navegaron tres días en alta mar con viento sudoeste y avistaron una tierra montuosa y cubierta de venados: siguieron el viaje y después de cuatro días más de navegación llegaron a Groenlandia.

ExpedicionesEn el año 1.000, Leif Eriksson, hijo de Erik el Rojo, que había desaprobado a Bjarni por no haber explorado con más detención aquellas tierras, compró el buque de Bjarni, lo equipó con 35 hombres, emprendiendo el viaje hasta el último punto que Biarne había visto y bajaron a la playa, llamando a esta tierra Helluland ("Tierra de la piedra lisa", hoy Isla de Baffin). Siguieron viaje y llegaron a otra tierra baja y cubierta de bosques a la que llamaron Markland (Labrador), que quiere decir "Tierra de madera".

Siguieron su viaje, descubrieron una isla cerca de la tierra, enfilaron el estrecho que había entre la isla y la península y continuaron hasta un punto de la costa donde desaguaba un río que salía de un lago vecino.

Desembarcaron, resolvieron pasar ahí el invierno, construyeron casa de material que llamaron "Leifbundir" o casas de Leif y dieron al país el nombre de "Vinland", que quiera decir "país del vino" a causa de las muchas viñas salvajes que vieron en el campo.

En 1.002, Thorwald, hermano de Leif, considerando incompleta la exploración hecha por su hermano, le pidió prestado el buque, emprendió viaje a los mismos parajes, acompañado de treinta hombres y llego a Vinland, en Leifbundir, donde pasó el invierno.

En el verano de 1.004, Thorwald se embarcó y siguió viaje hasta un cabo que llamó Kialarnes (actual Cabo Cod). Recorrió la costa oriental del país, desembarcó en un punto de la costa cubierto de árboles donde determinó hacer alto, pero atacado por una emboscada de los nativos seguramente de la cultura Dorset que llamaban" Skraelings", fue muerto de un flechazo. La expedición volvió a Groenlandia en 1.005.

En el año 1.007 salió otra expedición de tres buques, y 160 personas, llevando todo lo necesario para fundar una colonia.

Llegaron a Helluland, y en dos días más a Markland; de allí navegaron hacia el sudoeste y llegaron a Kialarnes, prosiguieron el camino hasta llegar a una bahía que llamaron Straumfiord y una isla que había afuera que nombraron Straumg.

Unos diez hombres partieron en dirección norte, en busca de Vinland, pero un fuerte temporal lo arrojó a Islandia.

El resto de la expedición hizo rumbo al oeste hasta un pasaje donde un río que sale de un lago, desagua en el mar. Entraron en el lago y dieron a la región el nombre de Hape, donde se establecieron. Algún tiempo después se indispusieron con los naturales del país, hecho que sumado a los conflictos internos los obligaron a regresar a Groenlandia.

En 1963 los arqueólogos encontraron ruinas vikingas en L’Anse aux Meadows ("La ensenada de las medusas"), en el norte de Terranova, que corresponden a la descripción que hizo Leif de este lugar.


Fuentes:

http://www.amarre.com/html/historias/lobos/erik1.php

http://www.lesfilsdodin.com/grimoir/amerique.htm