L’Anse aux Meadows

 
 
Cargando ....
  Primeros Americanos
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 

Galería de Imágenes
recorrer parar ver ampliado anterior siguiente

 

Vínculos 
linkApéndices
En 1963 los arqueólogos encontraron las ruinas vikingas de L’Anse aux Meadows ("La ensenada de las medusas"), en la punta septentrional de la isla de Terranova (Canadá), que corresponden a la descripción que hizo Leif Eriksoon de este lugar.

El asentamiento estaba formado por al menos ocho edificios: tres viviendas, una forja una forja con tecnología de extracción de hierro idéntica a la de los vikingos, un aserradero para abastecer a un astillero y tres almacenes. El mayor de los edificios medía 28,8 metros de largo y 15,6 de ancho, y estaba dividido en varias habitaciones. La construcción era del tipo de las casas de Islandia. Los techos, estructuras de madera que luego cubrían con hierba. Las dataciones por carbono 14 indicaron edades en torno al año 1000.

Entre los ochocientos objetos que encontraron los arqueólogos hay lámparas de aceite, jabón, un aguja de hueso y clavos de hierro. Por lo que parece, algunas de las construcciones más pequeñas funcionaban como talleres de carpintería. El hallazgo de la nuez de un huso demostró que se hacían trabajos de tejido. Como los vikingos consideraban que ése era un trabajo femenino, se estima que en algunas de las expediciones deben de haber participado mujeres.

Frente a una de las casas se halló un alfiler de bronce de cabeza redonda, que los vikingos utilizaban para sujetarse las capas.

Antes de la llegada de los vikingos, L'Anse aux Meadows estuvo habitada por varias culturas; entre ellas destacan la llamada cultura arcaica marítima (desde el 3000 a. C.) y la cultura Dorset (desde el siglo VI).

En el año 1000 d. C., Leif Eriksoon y su grupo vikingo salieron de la colonia de Groenlandia en una embarcación alargada. Un navegante que había perdido el rumbo había visto tierra hacia el oeste, y Leif quería conocer el lugar.

Atravesaron la bahía Baffin y llegaron a una costa rocosa que llamaron Helluland, actualmente la isla Baffin. Luego navegaron por la costa hacia el sur, y finalmente ingresaron a una bahía y esperaron que la marea alta los llevara a tierra. Hasta que en las verdes praderas de L'Anse aux Meadows, establecieron la cabeza de su Vinland.

Para los expertos, Vinland estaba más al sur por la costa que rodea el golfo de St. Lawrence, en Nueva Escocia y New Brunswick. Los estudios climatológicos indican que nunca hubo uvas en Terranova, pero que probablemente las hubiera en Nueva Escocia.

Unos sesenta pobladores se instalaron en él, al poco tiempo hubo roces con la población indígena, a los que llamaban "Skraelings" (feos). La hostilidad nativa, los conflictos internos, y tal vez el mal tiempo los llevó a abandonarlo luego de solo unas décadas de ocupación.

El sitio fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1978.