Cactus Hill

 
 
Cargando ....
  Primeros Americanos
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 

Galería de Imágenes
recorrer parar ver ampliado anterior siguiente

 

En 1997, el descubrimiento de lanzas y herramientas filosas en los yacimientos de las dunas de arena conocidas como Cactus Hill, cerca de Richmond, Virginia, ha proporcionado una importante pista de que la colonización de América sucedió antes de lo que se creía.

De acuerdo con un estudio hecho por el investigador Joseph McAvoy, los implementos encontrados en sedimentos arqueológicos evidencian que hubo un nivel de ocupación humana verificable e inequívoco anterior a los Clovis, considerados hasta ahora como los primeros pobladores de América, aproximadamente hace 13.500 años.

A unos 250 kilómetros al sur de Washington, El paleoantropólogo de la Smithsonian Institution, Stanford cree haber hallado la clave que desvela el misterio de quiénes fueron los primeros americanos. "Es más viejo que Clovis, puede que tenga 18.000 o 20.000 años", dice Joseph McAvoy, uno de los arqueólogos responsable de las excavaciones que desde 1989 vienen realizando a orillas del río Nottoway investigadores de las universidades de Virginia Tech, Yale, Washington y Appalachian.

Con base en las teorías existentes se cree que los Clovis, nómadas que cazaban mamuts y bisontes, llegaron a pie durante la era glacial por el estrecho de Bering, que era el paso que unía Asia con lo que ahora es Alaska, y viajaron hacia el sur para asegurar su fuente de comida. Sin embargo, estos nuevos descubrimientos abren huecos en dicha teoría y sustentan la idea de que América fue poblada como resultado de múltiples migraciones y no sólo a través del estrecho de Bering. Incluso se piensa que pudieron haber atravesado por bote a lo largo de la costa provenientes de Asia y de Europa.

Solutrense

Cultura prehistórica del paleolítico superior europeo que se desarrolló a fines del interestadio Würm III (20.000 al 18.000 a.C.), sucediendo al gravitense y perduró hasta el interestadio Würn III - IV (15.000 a.C.), momento en que se inicia el magdaleniense, definida como facies cultural en 1869 por G. de Mortillet su epónimo es el yacimiento francés de Solutre, en las proximidades de Mâcon, y aparece asociada al hombre de Chancelade.

Localizado en la zona comprendida entre el Loire y los Pirineos, su influencia llega tambi én al área Cantábrica (Cueva e Morín, Altamira, La Riera, etc.) y Levantina (Parpalló, y cueva de Ambrosio), de la Península Ibérica. Su característica más representativa es una industria lítica con finos retoques planos y paralelos hechos a presión, y que a veces cubren toda la superficie del útil.

Joseph McAvoy y su equipo de trabajo han analizado dos yacimientos de las dunas de Cactus Hill, las cuales contienen restos de ocupaciones humanas de cerca de 18 mil años de antigüedad, o sea 5 mil años antes de que el primer Clovis apareciera en los registros arqueológicos. Restos de actividad humana como implementos de piedra, fogatas, entre otros, muestran que las personas que vivían en ese tiempo tenían ya un gran número de acciones.

Al principio se dudaba si las dunas podían haber sido modificadas con el tiempo, propiciando el cambio de lugar los sedimentos, pero después de una serie de pruebas, los investigadores concluyeron que no había sido así. Las muestras de tierra indicaron que ningún cambio geológico mayor había afectado los depósitos arqueológicos, además de que las pruebas de radiocarbono también confirmaron la fecha, estimando la última exposición de la tierra a la luz solar.

Los restos de Clovis, imposibles de relacionar con Asia, son a ojos de Stanford indistinguibles de los del periodo Solutrense, que en su momento más brillante produjo los grabados incisos y el centenar de pinturas de bisontes, caballos, jabalíes y ciervos de Altamira. Stanford sostiene que los cazadores de Clovis derivan de Cactus Hill, donde se han hallado útiles y puntas que son otro calco del Solutrense ibérico, y que esos colonos de Cactus Hill, los primeros americanos, procedían de España, convertida entonces en un refugio de los europeos que sufrieron la última glaciación. Está convencido de que los cazadores y pescadores ibéricos emigraron hacia el norte y el oeste siguiendo el borde de los hielos y que cuando no avanzaban a pie lo hacían en barca.


Fuentes:

http://www.jornada.unam.mx/2000/may00/000501/cien-panorama.html