Cultura Trincheras

 
 
Cargando ....
  Culturas nativas de América
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y FotográficasEfemérides. TwitterEfemérides
 
 
 
 
 
  • Ficha
  • Mapa
Hábitat: Influyó notoriamente en el área comprendida por los ríos Altar, Magdalena y Concepción, su centro neurálgico era alrededor del actual pueblo de Trincheras, Sonora, México; algunos investigadores sostienen que llegó hasta los estados de Arizona y Nuevo México al norte y al río San Miguel al sur.

Área Cultural: Desierto (América del Norte)

Cronología: 800 d. C. - 1450 d. C.

El grupo humano que dio forma a la cultura Trincheras, se dedicaba a la agricultura, sin abandonar la caza y la recolección; era una rama de los Hohokam.

Los sitios tipo cerros de trincheras son cerros volcánicos aislados, cubiertos con terrazas construidas con muros de piedras colocadas unas sobre otras, sin ningún cementante. Estos lugares son polifuncionales, se encontraron componentes especializados en el trabajo artesanal de la concha, áreas residenciales de élites, estructuras ceremoniales, observatorios astronómicos, recintos rituales y plazas, posibles áreas de defensa y terrazas de cultivo. Para superar las escarpadas laderas de los cerros, construyeron rampas que conectaban a las terrazas.

El pueblo de Trincheras tuvo su apogeo entre los años 800 y 1200 d. C., manteniéndose en actividad hasta 1450; cuando llegaron los españoles, ya había sido abandonado.

Es muy probable que sus descendientes sean los Tohono o’odham (Pápagos).

Períodos culturales:

Arcaica
500 d. C.
Ausencia de cerámica. Cazadores - recolectores.
Altar
800 d. C.
Incremento en el número, tamaño y variedad de manifestaciones culturales. Durante esta fase empiezan a construirse los cerros de trincheras, que se caracterizan por no tener restos de habitación humana y que algunos de ellos están localizados muy lejos de los arroyos y de otras fuentes de alimento y de agua. Esto sugiere un uso ceremonial para los mismos.

Por otro lado, en la llanura aluvial se construyen grandes aldeas, algunas de las cuales cuentan con cerros de trincheras aledaños. Se inicia el comercio en gran escala de la concha marina con otras regiones; se colectan las conchas en la costa y allí mismo se les dan las primeras fases del acabado. Después, son llevadas a las aldeas, donde se las termina para convertirlas en piezas de ornato y comerciarlas.

Realito
1.300 d. C.
Decrece el número de sitios habitados, aunque los construidos entonces son más grandes en tamaño, lo cual sugiere una mayor concentración de población. Además, las aldeas cambian, de estar situadas en la llanura aluvial, a ser construidas en las mesetas.

Por otro lado, contrario a lo que sucede con los centros de población, durante esta fase la construcción de trincheras en los cerros decrece en tamaño y parece ser que los cerros de trincheras que databan de la fase anterior son abandonados.

Es en esta fase cuando se construyen las trincheras del cerro situado en inmediaciones del pueblo de Trincheras.

Se sigue practicando el comercio de la concha marina, mientras que la técnica de construcción de la cerámica cambia, de la tradicional de enrollado y raspado, a otra que consiste en ir agregando pequeños pedazos de barro a la olla que se construye, los que se golpean con algo plano para incorporarlos a la nueva forma. Esta innovación en la técnica de construcción de cerámica es la tradicional forma de elaboración de los Hohokam.
Santa Teresa
1.450 d. C.
Dramática declinación en la población, acompañada del abandono de muchos de los patrones culturales que la habían caracterizado y que corresponderá al derrumbe cultural generalizado que ocurrirá a partir de 1250 d. C. Decrece la construcción de cerros de trincheras; la fase concluye con la llegada de los misioneros jesuitas en 1.690.

Sitios arqueológicos:

Cerro de TrincherasCerro de Trincheras

El sitio Cerro de Trincheras está situado sobre un cerro volcánico grande y aislado hacia el sur del actual poblado de Trincheras, Sonora. El sitio es tres veces más grande que otros sitios de este tipo y es indiscutiblemente el más complejo de los cerros de trincheras de Sonora y Arizona. El cerro cubre más de cien hectáreas de superficie y se eleva por unos 150 metros sobre el nivel del valle circundante.

Desde lejos tiene un raro aspecto “rayado”. Al acercarse lo que parecen rayas son en realidad 900 muros de piedra, la mayoría de 15 a 30 metros de largo, varían en altura desde unos 10 centímetros las de la base del cerro, hasta más de tres metros las de la cima. Los primeros españoles en la zona los llamaron “trincheras”, pero son paredes para contener terrazas.

Gracias a excavaciones emprendidas entre 1995 y 1996 por el Centro INAH Sonora y la State University de Nueva York, en Binghamton, se ha concluido que la mayoría de esas terrazas sirvieron como base para las casas de unos mil pobladores. También se han hallado vestigios de unas 300 estructuras más, entre las que destaca “El Caracol”, peculiar construcción en la cima del cerro con paredes semicirculares y un pasillo de acceso en forma de espiral.

Círculos de La CanteraCírculos de La Cantera

Se encuentra en las cercanías de Magdalena de Kino, a 90 km. al noroeste del cerro de Trincheras.

Su nombre se debe a la presencia de varios grandes bloques de toba volcánica de unos diez metros de altura. En la cima plana de los bloques hay surcos y agujeros de unos diez centímetros de profundidad formando cientos de círculos y cuadrados de aproximadamente un metro de diámetro

El propósito aún no se ha esclarecido; como bases de habitaciones resultanestrechos. En ningún caso se aprecia el intento de formar figuras reconocibles y, además están dispersos sin una lógica comprensible. En los sectores de más difícil acceso se conservan figuras talladas en el piso. Algunos arqueólogos sostienen que los grabados pudieron haber tenido un carácter astronómico o religioso.

Petroglifos de la ProveedoraPetroglifos de La Proveedora

El sitio a unos 15 km. al oeste de Caborca comprende al cerro La Proveedora y los montes aledaños.

Rocas de todo tipo y tamaño cubiertas por incontables grabados.

Gran parte de las figuras antropomorfas representan en la cabeza lo que serían tocados o peinados que sostienen flechas; las patas y lomos aparecen rectos, y el vientre abultado se presenta en forma de triángulo perfecto.

Las escenas de caza representan a las animales generalmente preñados, vinculados a cuestiones de fertilidad con representaciones de magia propiciatoria.


Fuentes:

http://www.mexicodesconocido.com.mx/notas/4588

http://www.iesa.gob.mx/horizontes/13/05.htm

http://www.statemuseum.arizona.edu/exhibits/blm_vignettes/history_trincheras.shtml

http://www.municipiodenogales.org/trincheras.htm

http://www.primera-plana.com.mx/print.php?a=2604