Historia Navajo.

 
 
Cargando ....
  Culturas nativas de América
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
linkCultura Navajo
Manuelito

Manuelito (1818 -1893)

Líder Navajo. Bajo su mando se produjo la mayor resistencia a la dominación blanca. Dibujo de Julian Scott (1846 – 1901)

Kearny

Stephen W. Kearny (1794 - 1848)

En 1846, trató de llevar tranquilidad a los colonos blancos: "Los Apaches y Navajos bajan de las montañas y se llevan las ovejas y las mujeres cuando les place. Mi gobierno corregirá todo esto. Los cuidará de los indios, y protegerá sus libertades y propiedades". El gobierno tardaría veinte años en lograrlo.

Kit Carson

Christopher "Kit" Carson (1809 -1868)

Recibió la orden de forzar la rendición de los navajos, destruyendo sus campos de cultivo, matando o capturando su ganado y quemando sus casas. Los navajos tuvieron diecinueve días para integrarse pacíficamente al contingente que sería trasladado a Fort Summer. Vencido el plazo serían ejecutados

Más de 1.000 años atrás, los navajos, descendientes de los pueblos atapascanos de los Bosques Canadienses, comenzaron a viajar hacia el sur -junto a sus primos, los Apaches-, alrededor del siglo XIII llegaron al suroeste de Estados Unidos, estableciéndose cerca de los Indios Pueblo, de los que aprendieron a cultivar.

No hay registros en las crónicas del pueblo Navajo, hasta que en 1595, la corona española dispusieron la colonización de lo que llamaron "Nuevo México", que en ese momento comprendía las actuales Arizona, Nevada, y partes de Colorado, Utah y Nuevo México.

Rápidamente los navajos robaron los caballos a los españoles y se convirtieron en jinetes expertos. Para los españoles representaban un problema grave, por el hecho de ser nómades y vivir en pequeños clanes. Los europeos con la excusa de evangelizarlos, llevaban a cabo redadas para esclavizarlos y más comúnmente hacerlos trabajar hasta morir en las minas. Los navajos respondían con el robo de animales y la captura de mujeres y niños. Periódicamente uno y otro bando realizaban masacres.

La firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo en 1848, marcó el final de la Guerra México-Americana. En virtud de este tratado México cedió a Estados Unidos los estados actuales de Texas, Nuevo México, Arizona, Colorado, Utah, Nevada y California. Todos los mexicanos que vivían en esa región se convirtieron en ciudadanos de los EE .UU., cuyo gobierno debía protegerlos de los ataques indios.

La falta de integridad política de los navajos, fue un obstáculo para su organización militar. Nunca han tenido un jefe general, muchos de los caciques principales contaban con un pequeño grupo de seguidores. Manuelito que fue aclamado como jefe principal en 1855 para negociar un tratado con el gobernador Meriwether, fue el que históricamente dirigió el mayor número de navajos.

Divididos en muchas bandas, como los Apaches, a diferencia de ellos, no sostuvieron una resistencia constante, se limitaban a incursiones esporádicas de pequeños grupos, independientes de un movimiento tribal organizado.

Prefirieron continuar su vida pastoral; por su gran población, de haber poseído el apetito guerrero del Apache y una organización concertada, la conquista del suroeste norteamericano, hubiera resultado mucho más difícil de lo que resulto ser.

Pese a no ser un pueblo guerrero, su energía, independencia, carácter alegre y astucia, causaron más de un problema al gobierno norteamericano. Merodeadores y excepcionales ladrones de caballos, el éxito les valía el reconocimiento de sus gentes y un ejemplo de astucia a ser emulado.

Sus incursiones -especialmente para la captura de caballos, ovejas y ganado- en el valle del Rió Grande, sobre otras tribus y asentamientos blancos, fueron la excusa para esclavizarlos, y causa de la amarga enemistad con los mexicanos.

En 1846 el coronel Stephen W. Kearny, en el marco de la Guerra México-Americana, tomó posesión del territorio en nombre de Estados Unidos. Se intentó hacer un tratado de paz y amistad, pero como otros que siguieron, pronto se rompió y las redadas continuaron.

En 1858 los problemas derivados por los saqueos eran graves, y dieron lugar a varias expediciones que tuvieron escaso resultado. En 1861, la Guerra Civil obligó el retiro de las tropas de frontera, dejando abierto el camino para las actividades navajas.

Window Rock

Window Rock

Nombre navajo: Tségháhoodzání (Roca perforada)
Nombre ceremonial: Alníi'gi Ni ''(Centro de la Tierra)

Situado en Arizona, a 42 kilómetros al noroeste de Gallup, Nuevo México y 10 del suroeste de Fort Defiance, Arizona.

Hasta 1936, el área de Window Rock, era solamente una maravilla escénica en territorio navajo. La Comisión de Asuntos Indígenas eligió en sitio para establecer el centro administrativo de la Nación Navajo.

En 1862, el General Carleton, asumió el mando de las fuerzas militares de Nuevo México, ejerciendo una política de sometimiento a fondo de los navajos, quienes sería trasladados a Fort Summer, en el Bosque Redondo, sobre el Río Pecos.

Para 1863, alrededor de 200 navajos habían sido transferidos o estaban en camino, a principios del año siguiente el coronel Christopher Carson, en una campaña sobre el Cañón de Chelly -una fortaleza navaja-, asesinaron una veintena de navajos, tomaran 34 prisioneros y obligaron a otros 200 a rendirse. La columna vertebral de la resistencia había sido quebrada, para 1865 estaban bajo control militar 8.491 navajos en la nueva reserva, habían recorrido más de 480 kilómetros a pie, en un episodio conocido como la "Gran Marcha", o el "Largo Camino".

Bosque Redondo resultó insalubre, decepcionante, y de costoso mantenimiento. En 1868 se realizó un nuevo tratado, se les otorgaron quince mil ovejas para reponer sus rebaños, y trasladó a Fort Wingate -cerca de Gallup, Nuevo México-, para ese entonces la población era de 7.304, el resto había muerto o escapado.

Hacia 1936 se estableció su centro en Window Rock, el Comisionado de Asuntos Indígenas de ese momento, John Collier, seleccionó el lugar, donde se construyeron los edificios administrativos de la Oficina de Asuntos Indígenas, la tribu Navajo y el Servicio de Salud Pública, en piedra arenisca de color rojo. Más tarde se construyó la Casa Concilio de la Tribu Navaja.

En el censo estadounidense del año 2.000, 298.187 personas afirmaron ser total o parcialmente descendientes navajos, constituyendo la segunda mayor población indígena -la primera es la Cherokee- en los Estados Unidos continentales.


Fuentes:

The North American India, Edward S. Curtis (1907).