La gran inundación

 
 
Cargando ....
  Dioses y Personajes Míticos
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
linkCultura Algonquina  
linkCosmogonía
En lengua algonquina "Kwi-wi-sens Nenaw-bo-zhoo" significa "El más grande niño-payaso en el mundo". Cuando creció se convirtió en un gran profeta para su pueblo, y en un gigante de extraordinaria fuerza que podía romper en pedazos el pino más grande.

Su perro de caza era un monstruoso lobo negro, grande como un bisonte, con largo y suave cabello y ojos que brillaban como la luna.

"Neben Manitú", la deidad del mar celosa de la belleza del perro-lobo decidió tomar su vida. Así apareció ante él en forma de ciervo, el perro se apresuró a tomar la presa, pero fue capturaddo por la deidad que lo ahogó en las profundidades del mar. A continuación, exultante, organizó una comida, donde invitó a todos los monstruos de las profundidades.

Cuando el profeta se enteró de la suerte de su noble compañero, a través de la astucia de "Waw-goosh" (el zorro), cuyos ojos vieron el engaño que le costó la vida a su perro-lobo, trató de tomar venganza de la deidad del mar.

Se dirigió al lugar donde entraba a la tierra con su comitiva, oculto entre los juncos esperó su llegada. Cuando esto ocurrió y Neben Manitú se quedó dormido, con una flecha envenenada le atravesó el corazón. La deidad del mar rodando hacia el mar alcanzó a gritar "¡Venganza!, ¡Venganza!".

Entonces todos los monstruos que le acompañaban se arrojaron al mar provocando un maremoto que arrasó los bosques. El profeta comenzó a huir ante las furiosas inundaciones, pero no pudo encontrar tierra seca. Desesperado hizo un llamado de socorro al Dios del Cielo, así apareció ante él una gran canoa, en la que había parejas de todos las especies animales y era encabezado por una bella doncella.

Luego de estar a flote varios días el profeta ordenó a "Aw-leche" (El castor) a bucear y si podía llegar a encontrar tierra. El castor a los pocos minutos llegó flotando a la superficie sin vida. El profeta lo revivió, y luego le dijo a "Waw-jashk "(La rata almizclera): "Tu eres el mejor buceador de todos los de la creación. Ve al fondo y tráeme algo de tierra de la cual voy a crear un nuevo mundo, no podemos seguir viviendo así mucho tiempo".

Al igual que el castor, llegó a la superficie sin vida, el profeta sopló en su boca y lo revivió, pero esta vez encontró en su pata una pequeña cantidad detierra, hizo una bolita y la ató al cuello de "Ka-gi-ke" (El cuervo) diciéndole: "Ve y vuela sobre toda la superficie, la tierra seca aparecerá". En mundo recuperó su antigua forma y fue repoblado.


Fuente:

http://www.firstpeople.us/FP-Html-Legends/TheGreatFlood-Algonquin.html