Códice Grolier

 
 
Cargando ....
  Escritura y Simbología
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Códice Grolier
linkPortal cultura Maya 
El Códice Grolier es un documento de papel amate estucado y pintado del que se conservan 11 páginas todas incompletas. Tiene una longitud de 125 cm y mide de 18 a 19 cm de altura.

Se dice que fue encontrado en la Sierra de Chiapas junto con otros objetos, entre ellos una máscara de madera cubierta con mosaico de piedra y una caja de madera tallada. Fue adquirido en 1965 por José Sáenz, coleccionista mexicano de arte, quien se lo facilitó a Michael D. Coe para mostrarlo el el Club Grolier de Nueva York (1971); posteriormente lo donó al gobierno mexicano. Hoy se conserva en el Museo Nacional de Antropología de México sin exponerse al público.

Doblado en forma de biombo, fue pintado en una sola cara, las imágenes están dibujadas en negro salvo algunos motivos de color, los números que acompañan a los nombres de días están en rojo, al igual que los que indican distancias en veintenas; es parte de un almanaque venusino, con estructura similar a la del Códice Dresde.

En 1973 Michael D. Coe publicó el facsímil -con fotografías de Justin Kerr- en un libro editado por el Grolier Club con el título "The Maya Scribe and his World". Presentó ademas el análisis de carbono 14 realizado a una de las hojas de papel amate -sin escritura- encontrada junto al manuscrito, que indicó la fecha de 1230 ± 130 d.C. Coe sostuvo que esta fecha estaba de acuerdo con la iconografía y el estilo del Posclásico en el documento, en el que los trazos mayas se encontraban mezclados con elementos toltecas o Mixteca-Puebla.

Estudios realizados en el año 2007 por el Instituto de Física (Universidad Nacional Autónoma de México) descartaron el uso de pigmentos modernos en su escritura concluyendo que los materiales utilizados eran prehispánicos.

Sin embargo, la autenticidad del códice es muy controvertida. Se cuestiona su hallazgo sin la presencia de arqueólogos profesionales y el repertorio iconográfico con ausencia de datos astrológicos y de predicciones.

El reconocido mayista Claude-François Baudez en su trabajo "Venus y el Códice Grolier" publicado en Arqueología Mexicana (N° 55, año 2002) sostiene: "El Códice Grolier, apareció en una colección privada hace unos 30 años. Su texto glífico retoma los datos del calendario venusiano del Códice Dresde sin acompañarlos por predicciones, lo que no tiene sentido en Mesoamérica: además las inverosimilitudes y contradicciones de la iconografía me han convencido que este manuscrito es fabricación moderna".

En la presentación de la derecha consignamos la descripción de cada página realizada por Coe, y las observaciones de Baudez.

"The Maya Scribe and his World". Breve extracto de lo escrito por Michael D. Coe:

Observaciones Generales

Es un libro realizado en papel de corteza y plegado en forma de biombo. A pesar de estar estucadas ambas partes sólo el anverso se pinta, situación que hace dudar a algunos de su autenticidad; sin embargo cuatro páginas del Dresde se han dejado en blanco, y los reversos del Cospi y Vindobonensis permanecieron vacíos durante muchos años antes de ser pintados con contenidos y estilos diferentes a los anversos.

El códice comprende once páginas u hojas, supervivientes de un libro que debe haber contenido veinte páginas. Cinco piezas adicionales de papel de corteza -ninguna de ellos estucada- se hallaron asociadas al Códice. Son hojas sueltas sobre las cuales se realizó la datatación por radiocarbono arrojando la fecha 1.230 d.C. (± 130).

Los colores utilizados: hematita roja, negro, marrón y azul-verde, todos tienen una frescura notable.

En cada página hay una figura de pie con un arma y generalmente sosteniendo un cautivo con una cuerda. A lo largo del borde izquierdo una fila vertical con los signos de los días. En el espacio que queda por encima de las escena una numeración -de barras y puntos- rodeado por un anillo. El límite inferior fue establecido con una delgada línea horizontal de color marrón.

Naturaleza del Códice Grolier

Los antiguos pueblos de Mesoamérica estaban profundamente interesados en Venus, el objeto más brillante en el cielo después del Sol y la Luna. Su sacerdotes-astrónomos se dieron cuenta de que la estrella de la mañana y la estrella de la tarde era el mismo planeta. El Códice Grolier se trata de un calendario venusino; los signos de los días en el lado izquierdo de cada página coinciden perfectamente con los de las Tablas Venusinas del Códice Dresde. Cada página no representa el período entero de los 584 días como en el Dresde, sino una posición sinódica de ese período.

Estilo del Códice Grolier

Un buen rasgo maya es el uso económico de color. Su estilo tiene elementos del arte tolteca-maya y de los códices mixtecos y mexicas, ubicándose cronológicamente entre el Dresde y el París.

El estilo híbrido y el contenido del Códice Grolier plantean la cuestión de dónde podría haberse realizado. Debió haber sido pintado por artistas tolteca-maya de algún centro comercial cosmopolita de las tierras bajas, probablemente el gran puerto comercial de Xicalango en Campeche, una ciudad controlada por los mayas chontales.

Códices Maya: Dresde Madrid París

Michel D. CoeMichael D. Coe
(Estados Unidos, 1929)

Obtuvo su doctorado en antropología en la Universidad de Harvard. Profesor emérito de antropología en la Universidad de Yale. Fue conservador de antropología del Museo Peabody de Historia Natural.

Se especializó en la investigación de las civilizaciones prehispánicas de Mesoamérica y en la Khmer de Camboya.

Claude BaudezClaude-François Baudez
(Francia)

Doctor en Prehistoria (Universidad de París-Sorbona, 1964). Director de investigación honorario en el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia.

Uno de los investigadores mayistas más prestigiosos de la actualidad; realizo trabajos de excavación en Copán, Toniná, y Balamkú.