Olmeca

 
 
Cargando ....
  Culturas nativas de América
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
Cabeza Olmeca

Cabezas colosales de basalto. Representaban gobernantes deificados. De talla naturalista, enfatizan los ojos rehundidos, los gruesos labios, asimétricos y otros rasgos de los hombres-jaguar. En la parte posterior se decoran con pieles, garras de jaguar y símbolos de ofidio como título de linaje.

Vínculos 
linkApéndices
Los primeros pobladores llegaron a México hace unos 20.000 años, después de cruzar el estrecho de Bering. En el segundo milenio antes de Cristo, proliferaban ya las comunidades agrícolas. En torno al 1.500 a. C. se estableció la primera cultura relevante, la de los olmecas, en la calurosa y húmeda costa del Golfo de México.

Se desconoce completamente su lenguaje, la palabra "olmeca" es de origen náhuatl y significa "habitante del país del hule".

Por representaciones artísticas del tipo de las cabezas gigantes, se cree que eran de baja estatura, complexión robusta, cara redonda con mejillas abundantes, ojos bizcos, nariz achatada y labios gruesos.

Se sabe que no existió una unidad política entre ellos pues el sistema de ciudades estado fue el que preponderó. Cada una de estas urbes se constituía como un centro político, religioso y económico autónomo de los demás, aunque se cree que mantenía un estrecho contacto entre sí. Los centros urbanos más importantes eran: La Venta, Tres Zapotes y San Lorenzo.

En cada ciudad estado existía una división social marcada. Los sacerdotes se habían constituido en el grupo dirigente por los conocimientos religiosos, técnicos, matemáticos, agrícolas y de escritura que poseían. También se cree que los militares formaban parte del grupo dirigente puesto que sus servicios en la protección de las ciudades y de la actividad comercial, tan importante en el mundo olmeca, eran de gran valía. Los otros grupos eran los artesanos y agricultores cuya finalidad era la de sostener al grupo dirigente y al resto de la sociedad.

La agricultura fue el pilar de su economía. Por medio de los sistemas de humedad y roza sembraban calabaza, chile, frijol y maíz en cantidades tan generosas que comenzaron a aprovechar los excedentes para iniciar sus actividades comerciales con culturas diferentes. El comercio olmeca evolucionó pues pasó del intercambio de alimentos por materias primas inexistentes en "la región del hule" (como la piedra) hasta el punto que adquirían la materia prima, la procesaban y comerciaban el producto final.

La deidad principal fue el jaguar, cuyos rasgos aparecen expresados en forma estereotipada en la boca de las figuras humanas y en una variedad de otras figuras. Poseía una fuerte carga simbólica, se le relacionaba con la muerte, con el agua, con la fertilidad, con la agricultura, es decir, con la vida.

Aparentemente, tuvieron la creencia de que el mítico apareamiento de una mujer con un jaguar dio origen a una raza de hombres-felinos, con rasgos y atributos humanos y animales.

La cultura Olmeca fue considerada como la cultura madre, debido a los adelantos que tuvieron en varias ciencias y que compartieron con otras culturas, que lograrían gran desarrollo como la Maya y Azteca.

En excavaciones realizadas en San Andrés, ubicada a cinco kilómetros de La Venta entre los años 1997 y 1998, en el estado de Tabasco, se encontró un cilindro de impresión de cerámica y fragmentos de una placa de piedra verde con glifos, que datan aproximadamente del año 650 antes de Cristo.

Estos objetos muestran, entre otras figuras, un pájaro de cuyo pico emergen símbolos. Tras el análisis de los hallazgos, los investigadores consideran que se trata de un sistema de escritura que presenta similitudes con los posteriores glifos de la cultura maya.

Los glifos descubiertos son unos 350 años más primitivos que los encontrados en el área de la cultura zapoteca, en el sureño estado mexicano de Oaxaca. Estos últimos glifos eran considerados los más antiguos de América.

Inventaron un sistema de numeración vigesimal, incorporando el número cero.

En el año 1939, el investigador Stirling, encontró en Tres Zapotes algunas estelas Olmecas donde se representaba el sistema de calendario de la cuenta larga, que adoptarían los Mayas trescientos años después. El año civil duraba 365 días y el religioso 260 días. Estas estelas partían de una fecha mítica, permiten contar el tiempo con exactitud astronómica sorprendente.

Sabemos que San Lorenzo decayó como importante centro regional del Preclásico Inferior alrededor del 900 antes de Cristo. Pero el sitio no fue totalmente abandonado, existe evidencia de que ahí perduró una pequeña población durante el Preclásico Medio y Superior. Las causas propuestas para la decadencia de San Lorenzo, incluyen la revuelta interna, las invasiones y la gradual pérdida de importancia.

El final de la cultura olmeca no fue abrupto, se dio más bien como transformación gradual a lo largo de sus historia, terminando entre el 400 y el 100 a. C.

Se la suele dividir para su estudio en cuatro períodos:

  • Inicial (1500 - 900 a. C.)
  • Intermedio (900 - 600 a. C.)
  • Terminal (600 - 300 a. C)

El cuarto período entre el 300 a. C. y el 250 d. C. iniciado con el declive de la cultura, corresponde a la cultura sucesora: Epiolmeca.


Fuentes:

http://www.selecciones.com/acercade/art.php?id=850