Amazonia  (Subárea Sudamérica)

 
 
Cargando ....
  Áreas Culturales
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
Sitios Arqueológicos   Sitio Sitio Ciudad Ciudad actual    Vínculo
linkVínculos 
Amazonas Sur Área Guayana y Orinoco Amazonas Noroeste Medio y Bajo Amazonas Amazonas Sur Amazonas Occidental
linkSitios Arqueológicos
linkAmazonas Año 1.000 d.C.
LibroDescubrimiento del Amazonas
Gaspar de Carvajal
En el área cultural Amazonia, hemos incluido las regiones correspondientes a la cuenca del Amazonas, el Escudo Guayanés y los Llanos Orientales.

La cuenca fluvial del Amazonas se compone de más de mil ríos; las nacientes de los afluentes llegan desde el Escudo Guayanés -norte-, el Planalto Central (Escudo Brasileño) -sur-, y la cordillera de los Andes -oeste-. El sistema reúne el 20% del agua dulce superficial del planeta y alberga el 30% de la biodiversidad del mundo.

El Escudo Guayanés, geológicamente un macizo del período Precámbrico, presenta un bosque húmedo tropical, incluso en las tierras altas que superan los 3000 msnm. Los Llanos cubren unos 500.000 km2 de sabana inundable con dos estaciones marcadas -lluvia y sequía-, y suelos con pobre drenaje, problemas que las poblaciones prehispánicas resolvieron con la construcción de campos elevados y canales para controlar los niveles de agua.

Los sistemas fluviales, cruciales para los grupos indígenas como medio de subsistencia, fueron las rutas de intercomunicación de toda el área. Trataremos la misma en cinco regiones con particularidades propias -accedé desde el mapa-, donde detallamos la secuencia cultural, los sitios arqueológicos y las tribus históricas que las habitaron.

A partir del trabajo desarrollado por el matrimonio de arqueólogos norteamericanos Betty Meggers (1921) y Clifford Evans (1920 - 1981) en la desembocadura del Amazonas se inició un proceso con el objetivo de establecer las bases para el desarrollo de una arqueología científica en Brasil. En 1964 se realizó el "Seminário de Ensino e Pesquisas em sítios cerâmicos" impartido por ellos con vistas a formar profesionales para continuar el trabajo que habían empezado. Así surgieron las bases para el "Programa Nacional de Pesquisas Arqueológicas" (PRONAPA) implantado en 1965 con el objetivo de organizar, a través de un sistema metodológico estándar, los trabajos de campo y el análisis de la cerámica prehistórica. Tuvo una duración de cinco años, siendo continuado por uno específico para la Amazonia: el PRONAPABA, "Programa Nacional de Pesquisas Arqueológicas da Bacia Amazônica".

Las investigaciones se desarrollaron siguiendo la orientación teórica de Meggers que se asentaba en dos postulados básicos: el medio ambiente como factor limitante en el desarrollo de las sociedades indígenas y el difusionismo.

Meggers consideraba que la pobreza del suelo amazónico no favorecía la explotación agrícola a gran escala, impidiendo el desarrollo de sociedades complejas al no posibilitar las concentraciones densas y sedentarias. Se creía que el poblamiento prehistórico del Amazonas había ocurrido a través de olas migratorias provenientes de la región andina y mesomérica. Dentro de ese marco, las investigaciones tuvieron dos objetivos fundamentales: buscar evidencias que permitiesen trazar las rutas migratorias y de difusión y establecer una secuencia de desarrollo cultural en la región. Se buscaron yacimientos arqueológicos a lo largo de los principales ríos, según Meggers los caminos naturales de difusión de ideas, para establecer la secuencia solamente fue considerada la cerámica.

Guerreras Amazonas

El Nombre

Gaspar de Carvajal, capellán de la expedición de Orellana (1542) describe el encuentro en lo que llama señorío de las Amazonas, relata que luchan con indios que eran tributarios de mujeres que los azuzaban y también combatían: "Estas mujeres son muy blancas y altas, y tienen muy largo el cabello y entrenzado y revuelto a la cabeza, y son muy membrudas y andan desnudas en cueros tapadas sus vergüenzas, con sus arcos y flechas en las manos, haciendo tanta guerra como diez indios; y en verdad que hubo mujer de éstas que metió un palmo de flecha por uno de los bergantines, y otras que menos, que parecían nuestros bergantines puerco espín".

El portugués Pedro Teixeira, cien años después también aseguraba la existencia de las Amazonas, también llamadas Icamiabas.

Carvajal debió haber tomado el término de la mitología griega que refiere a una nación formada por mujeres guerreras, sin embargo algunos lingüistas peruanos sostienen que el término proviene de "ama" que significa romper y "zona": canoa, el alusión a que la fuerza del caudal del río rompía las canoas.

Actualmente el término Amazonas es el más empleado, aunque en Perú el tramo desde los Andes a Iquitos es llamado Marañón, en Brasil se emplean el nombre de Solimoes desde Iquitos hasta la desembocadura del río Negro, en ambos casos luego toma el nombre de Amazonas hasta su llegada al Atlántico.

Imagen: Mujeres Amazonas matando los indios que las atacan. Grabado de Teodoro de Bry, 1590.

La justificación estaba relacionada con la resistencia a las condiciones ambientales y su presencia en grandes cantidades. Los objetos líticos fueron descartados debido a su poca cantidad, que no posibilitaría información suficiente para el establecimiento de cronologías ni distribuciones. Toda la cultura material asociada a materias orgánicas no fue considerada. A su vez, la cerámica era relacionada con las cuatro tradiciones propuestas por Meggers y Evans (1961): Hachurado en zonas, Borde inciso, Inciso punzonado y Polícroma. Entonces el hallazgo de un tipo cerámico correspondía a un grupo cultural, sin considerar las especificidades locales y regionales de los pueblos que la producían.

El hallazgo de un tipo cerámico correspondía a un grupo cultural, el uso de los conceptos de fases y tradiciones resultó meramente una descripción de los fenómenos de continuidad de los aspectos relacionados con las tipologías cerámicas, la propagación de ellas se interpreta como difusión, y los cambios como migración o sustitución de un grupo por otro. Hubo un empirismo excesivo y pobreza en el análisis teórico de los datos.

En 1982, el PRONAPABA concluyó, se revelaron una enorme cantidad de yacimientos arqueológicos, predominantemente cerámicos, a lo largo de los ríos y en el litoral atlántico. Mário Simões, codirector científico del PRONAPA y del PRONAPABA, en 1983 elaboró la primera reconstitución del proceso de ocupación prehistórica del amazonas dividida en cinco momentos:

  • Cazadores recolectores precerámicos (10.000 - 1.000 a.C.)
  • Pescadores-recolectores ceramistas (3.200 - 200 a.C.)
  • Agricultoras incipientes (1.100 - 200 a.C.)
  • Horticultores de selva tropical (0 - 1600 d.C.)
  • Agricultores subandinos (100 - 1300 d.C.)

Los datos producidos por el PRONAPA y el PRONAPABA con base en excavaciones rápidas y recolección superficial de materiales no posibilitan interpretaciones alternativas, evaluar patrones de asentamiento, tiempo de ocupación y rutas de expansión. Los vestigios cerámicos no pueden ser analizados aisladamente, es necesario estudiar la relación con otros vestigios, así como los aspectos ambientales del entorno.

Nuevas técnicas de investigación realizadas en las últimas décadas, demuestran que al contrario del pensamiento de una Amazonas indómita, hay registros notablemente tempranos de:

  • Ocupaciones humanas (Gruta Piedra Pintada, Abrigo Santa Elina, 9.000 a.C.)
  • Cerámica (Taperinha, 5.000 a.C.)
  • Cultivos (Peña Roja, 7.300 a.C.)
  • Horticultura (Lago Ayauchi, 4.000 a.C.)

Tampoco es válida la creencia que estaba escasamente poblada. Hacia el año 1.000 d.C. estaba repleta de sociedades indígenas, algunas jerarquizadas, lideradas por jefes supremos, capaces de comandar un ejército de guerreros. Otras eran pequeños grupos nómades de cazadores recolectores. El dominico Gaspar de Carvajal, capellán de la expedición de Francisco de Orellana (España, 1511 ~ 1546), primer europeo en en recorrer todo el trayecto del río Amazonas -1542- informó en su crónica -ver vínculo- que la zona estaba densamente habitada, sugiriendo valores de población y urbanización superiores incluso a los actuales.

Cien años después -1638/1639 - la expedición de Pedro Teixeira (Portugal, 1595 - 1662) que realizó un viaje de ida y vuelta. en el marco de la ocupación portuguesa del Amazonas, confirmó lo expuesto por Carvajal. El jesuita Cristóbal de Acuña (España, 1597 -1675), cronista del viaje de regreso, escribió: "Este es el famoso rio de las Amazonas que corre y baña las más fértiles y pobladas tierras que tiene el imperio del Perú, y sin usar de hipérboles, lo podemos calificar por el mayor y más célebre río del Orbe."

El estudio de las "Tierras negras indias" ("Terras pretas de índio"), muestras aún visibles de las antiguas actividades de los aborígenes amazónicos, presentan un marcador arqueológico del surgimiento del modo de vida sedentario. Son suelos muy fértiles de color oscuro, sobre el cual generalmente se encuentran millares de fragmentos cerámicos. El fosfato presente, resulta de los huesos de animales allí depositados y de fragmentos de carbón producto de quemas a baja temperatura. Son suelos estables capaces de mantener por mucho tiempo -hasta siglos- condiciones de alta fertilidad.

Actualmente los arqueólogos aceptan la idea de la Amazonia fue densamente ocupada en el pasado, aunque no hay certeza de su cantidad. Algunos autores sostienen que en los márgenes del río, en territorio brasilero -entre Tabatinga, en la triple frontera con Perú y Colombia y Macapá en el Atlántico, hacia el siglo XVI vivían unos 5 millones de personas.

A continuación presentamos un cuadro con la cronología cultural de Amazonas, donde también identificamos las tradiciones cerámicas propuestas por Meggers. Seguí los vínculos para obtener mayor información:

  10.000 a.C. 8.000 a.C. 6.000 a.C. 4.000 a.C. 2.500 a.C. 1500 a.C. 500 a.C.   100 300 500 700 900 1100 1300 1500
Noroeste   Peña
Roja
      Líneas Paralelas   Garza
    Abeja   Caño del Oso La Betania  
  Guayabero   Maporita       Gaván Temp. Gaván Tardío  
  Camani Nofurei
Orinoco
Guayana
  Atures Saladoide   Valloide  
  Cedeñoide  
  Alaka   Barrancoide
  Nericagua   Koriabo  
  Caroní Guayana       Mabaruma Arauquinoide  
Occidental   Pastaza   Yasuní     Napo
  Ayauchi   Tutishcainyo Upano   Geoglifos de Acre
  Nazaratequi  
Medio y
Bajo
  Piedra
Pintada
  Açutuba Manacapuru   Guarita  
        Paredão Mazagao
  Dona
Stella
  Ananatuba Mangueiras   Formiga Marajoara Arua  
        Aristé
  Sambaqui
Taperinha
  Mina Jauarí       Maracá
    Pocó   Konduri  
      Santarém  
Sur   Abrigos
Santa
Elina y
del So
l
  Tradición Jamari
    Grutas
Pequiá y
Gavião
  Bacabal   Jatuarana       Ipavu
    Itapipoca   Pacatuba   Massanganá       Velarde  
          Bella Vista  
        Subtradición Itacaiúnas (Tupiguaraní)
  9.000 a.C. 7.000 a.C. 5.000 a.C. 3.000 a.C. 2.000 a.C. 1.000 a.C.       200 400 600 800   1000 1200 1400  
Referencias:   Pre-Cerámicos   Cerámica Arcaica   Hachurada Zonada   Saladoide   Barrancoide   Borde Inciso   Inciso Puntuada   Policroma   Otras

 


Fuentes:

Nature and Culture in Prehistoric Amazonia. Love Eriksen

http://www.ibcperu.org/doc/isis/11937.pdf