Tronco Lingüístico Macro-Jê (Yê o Gê)

 
 
Cargando ....
  Lenguas
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas Efemérides. TwitterEfemérides
 
 
 
 
 
En el siglo XVI, cuando llegaron los europeos a Brasil, tomaron contacto con las tribus Tupí-Guaraní que estaban esparcidas por prácticamente toda la costa. Éstos llamaban a los indígenas que hablaban una lengua diferente "Tapuia" ("enemigo"); los europeos pensaban que en ese inmenso territorio existían solo dos grandes naciones indígenas: Tupí-Guaraní y Tapuia.

Los tapuias, más difíciles de catequizar y conquistar, fueron duramente combatidos, muchos grupos exterminados. A comienzos del siglo XX, los antropólogos adoptaron la denominación de "gês" para su grupo de familias lingüísticas.

El nombre Macro-Jê (Yê o Gê) es utilizado para referirse a un amplio grupo de lenguas de Brasil, que incluye las "gê" y las que se suponen relacionadas con ellas. Todas las lenguas Macro-Jê fueron habladas en el actual Brasil, excepto la Otúke -hoy extinta- en Bolivia y la Kaingang que llegó a actuales territorios argentinos y uruguayos.

Familia
Lingüística
Lengua Situación actual
Bororo Bororo 1.000 hablantes, llaman a su lengua Boe Wadáru
Umutina No hablada por los umutina, se intenta recuperarla.
Otúke . Se hablaba en el este de Bolivia.


(Gê
o
Jê)
Nor-oriental Yaikó . Se hablaba en sureste del estado de Piauí.
Nor-occidental Apinajé Lengua amenazada en este grupo étnico de 1.200 miembros.
Timbira Conjunto dialectal de varios pueblos indígenas: Apanyekrá, Apinayé, Canela, Gavião Parkatejê, Krahó, Krinkatí, Gavião Pykopjê.
Panará Hablada por los aproximadamente 400 miembros de esta etnia también conocida como Kreen-Akrore ("Indios Gigantes").
Kayapó Existen diferencias dialectales entre los grupos Kayapó -que en conjunto superan los 8.000 miembros- dispersos en la planicie central de Brasil. Se refieren a si mismos como Mẽbêngôkre ("Los hombres del lugar del agua”).
Suyá Grupo de unos 300 miembros, también conocidos como Kisidjê, residentes en el Parque Nacional del Xingu.
Central Xerente Se autodenominan Akwe, sus 3.000 miembros mantienen la lengua viva: hasta los cinco años de edad, los chicos solo hablan en lengua indígena
Xavante Autodenominados A´uwe ("gente"), sus 15.000 miembros mantienen la lengua materna.
Xakriabá Esta etnia de 8.000 miembros que habitan el estado de Minas Gerais mantiene viva la lengua.
Meridional Kaingang Distingue cinco dialectos según su ubicación geográfica. La situación de lengua varía de acuerdo a las comunidades, que superan los 33.000 miembros, en general se percibe el interés de mantener o recuperar el uso de la lengua nativa. Ver vocabulario recopilado por Juan B. Ambrosetti, en la aldea de San Pedro (Sierra Central de Misiones, Argentina)
Xokleng Los casi 2.000 Xokleng habitantes del estado de Santa Catarina están en un proceso de recuperación de su lengua nativa.
Kamakã Kamakã Además del Kamakã propiamente dicho, había otros cuatro dialectos (Mongoyó, Menién, Kotoxó y Masakará) que eran hablados por nativos del estado de Bahía. Todos extintos.
Ia-tê Ia-tê Hablada por los Fulni-ô (antes Carnijós), unos 5.000 habitantes del estado de Pernambuco. A pesar de estar perdiendo terreno ante el portugués, la lengua ocupa un papel importante dentro de la sociedad indígena. El lingüista brasilero Aryon Dall'Igna Rodrigues, la clasificó dentro del trono Macro-Gê, otros la consideran una lengua independiente.
Karirí Kamarú En el pasado los karirís estaban constituidos por numerosos grupos que se extendían por el interior de los estados de Maranhão, Piauí, Río Grande do Norte, Ceará, Pernambuco y Paraíba. Actualmente los 4.000 que forman el grupo étnico son monolingües en portugués, conocen sólo algunas frases y nombres de plantas medicinales en la lengua original
Dzubucuá
Kipeá
Sapuya
Rikbaktsá Rikbaktsá La lengua tiene la particularidad de diferenciar entre el habla femenino y el masculino, la terminación de muchas palabras indica el sexo del hablante. En la actualidad, los aproximadamente 1.300 Rikbaktsa son bilingües, habiendo aprendido e incorporado el portugués.
Jabuti Arikapu Arikapu y Djeoromitxí son pequeñas comunidades, entre ambas no superan los 300 miembros, hablan lenguas semejantes pero no idénticas, es posible que se hayan diversificado a partir de una lengua común. Es posible que sus ancestros hayan migrado a la región del Guaporé, unos 2.000 años atrás, tal vez del este, en vista de su tronco lingüístico Macro-Jê. Las lenguas se encuentran en el umbral de la extinción
Djeoromitxí
Karajá Karajá Desde tiempos inmemoriales, los Javaé, Karajá e Xambioá habitan el río Araguaia, en cuyo curso medio está localizada la Isla del Bananal, la mayor isla fluvial del mundo. Cada uno de sus dialectos presenta formas diferenciadas de hablarla de acuerdo con el sexo del hablante. A pesar de ello, todos se entienden.
Javaé
Xambioá
Krenák Krenak Son los últimos Botocudos del este, una comunidad de 350 miembros, donde sólo las mujeres mayores de 40 años son bilingües, los demás hablan solamente portugués. Llaman a su lengua Borun.
Guerén . Se hablaba en el sudeste de Bahía.
Guató Guató Los Guató - pueblo del Pantanal por excelencia- ocupaban prácticamente todo el sudoeste del Mato Grosso. Actualmente entre sus 350 miembros la lengua está moribunda.
Maxakalí Varios La confederación Maxakalí estaba integrada por diversos grupos: Pataxó, Monoxó, Kumanoxó, Kutatói, Malalí, Makoní, Kopoxó, Kutaxó y Pañâme, que hablaban una misma lengua con variantes dialectales. En la actualidad sus miembros -1.500- se comunican en lengua nativa.
Purí Purí Habitaron el sudeste de Brasil -estados de Espíritu Santo, Río de Janeiro, San Pablo y Minas Gerais-, fueron prácticamente exterminados a finales del siglo XIX. Hay descendientes en varias ciudades de la región. La lengua está extinta.
Coroado
Koropó
Ofaié Ofaié De los miles de Ofaié que a principios del siglo XX se desplazaban en pequeños grupos por los márgenes del Paraná entre la desembocadura del Sucuriú y las cabeceras del Ivinhema y el Vacaria, para principios del siglo XXI quedaban solamente unas 17 familias que reunían 60 miembros en total. La mayoría de los adultos habla la lengua nativa.
Macro Ge

Fuente:

http://pib.socioambiental.org/pt