Lengua Chaná

Lenguas de Pueblos Originarios
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
Joseph Greenberg la clasifica dentro de las lenguas amerindias de la siguiente manera:
Ge - Pano - Caribe clasificación Ge - Pano clasificación Macro Panoano clasificación Charruan clasificación Chaná

El trabajo de Dámaso Antonio Larrañaga, "Compendio del idioma de la nación chaná" realizado alrededor de 1815, es uno de los pocos elementos que podemos consultar para conocer la lengua Chaná. Contó con la ayuda de tres ancianos lenguaraces (ya en esa época los jóvenes no hablaban ni entendían el idioma) durante su estancia en Santo Domingo Soriano, sobre la costa meridional del Río Negro, Uruguay.

El etnógrafo argentino Salvador Canals Frau (1893- 1958), consideró que la lengua descrita no era Chaná, sino Bohan (parcialidad Charrúa); esta apreciación es mayoritariamente considerada errónea.

Resumen del "Compendio":

Advertencias generales. Reglas.

1. Abundan las letras guturales y narigales, que pronuncian con gracia y suavidad.

2. Las guturales son la j y k, siendo la última mucho más usada.

3. Las narigales se utilizan en los pronombres antes del verbo. Ejemplo eme na (tú ven), se pronuncia casi sin percibir la primera e, como si se dijera me na, dándole al me mayor velocidad.

4. No existen cuatro letras del alfabeto latino: f, ll, n y z.

5. No tiene este idioma una voz simple para expresar la Deidad, sino está compuesta: am tihuiném u-gil (nuestro señor único). La voz Diói significa sol.

6. Tampoco tienen voces propias para significar virtud, vicio, inocencia, pecado, costumbres, leyes; conocen y expresan las virtudes y vicios particulares como mansedumbre, honestidad, homicidio, robo, impureza, etc. Así para expresar: "Dios me castigó porque no guarde su ley y por mis malas costumbres", lo varían así: "Dios me castigó porque no hice lo que me mandó y porque soy malo".

7. No tiene una sola voz que cargue en la sílaba ante penúltima, o que abrevie las dos últimas sílabas. Hay muchas voces tetrasílabas, pentasílabas y hexasílabas.

8. No tiene letra muda, excepto la h antes de u vocal. huóc (blanco), hueiecas (hambre).

9. La letra h precediendo a cualquier otra vocal, tiene una pronunciación que no se puede expresar con el alfabeto latino.

10. Cuando la h o la ch, se hallan al final como en buch (sanguijuela), tiene la pronunciación española de ch.

11. La u después de g y de q, como en Quayó o Guaycá, siempre es clara.

12. La letra k, al final de la dicción es gutural con una pronunciación fuerte.

13. Las letras duplicadas como en kibbi, ibbál, netuss, tienen la fuerza de su duplicación.

14. Cuando una palabra finaliza en vocal y la siguiente empieza también con vocal, suelen poner en medio una t o una c, para mayor claridad. Por el contrario si son consonantes, ponen en medio una u en favor de la suavidad.

15. Cuando una palabra principia con la misma vocal que acaba la anterior como au huelcaimár (la mañana), se elude la primera: a'huelcaimár.

16. Los artículos el, la lo, los, las, se expresan todos como áu.

17. A los infinitivos de los verbos precede siempre el artículo ti: ti ten (el ser), ti na (el venir) ti do (el ir).

18. No hay voces para significar alma, entendimiento o voluntad, si la hay para memoria y corazón. Hay una voz ambigua, ancát, que significa interior.

19. Hay muchas voces, que principian con r suave: retán, remá.

20. Es disonante decir "Sí Señor" o "No Señor", debe decirse solamente "Sí" o "No".

21. Sólo tienen cuatro unidades en su numeración. De cuatro a nueve cuentan: "cuatro y uno", "cuatro y dos". Las decenas son españolas con la terminación : mar. Ejemplos: diezmar u gil: 11, diezmar u san: 12.

De pronombres, adverbios y nombres

22. En los pronombres no distinguen el tu de vosotros, así es que ya hablen con uno, o con muchos usan la voz empti que equivale a nuestro vos término medio, expresando a la vez tu y vosotros.

23. Distingue el nosotros (amptí) del nosotras (ramptí).

24. No tienen Ud, ni tratamiento alguno de honor.

25. Pronombres:

Yo Ytí

Los pronombres al tiempo de hablar se sincopan, silenciando el ptí. Ver conjugación de verbos.

El pronombre huatí (aquel) solo pierde la í.

vosotros emptí
nosotros amptí
nosotras ramptí
mío umptí
tuyo mutí

26. Los pronombres a veces tienen la propiedad de "dimidiar" el verbo, como si para decir "Yo quiero que me mande", se pudiera decir: "quie-yo-ro que man-me-des". Ver regla 48.

27. Los pronombres em, mu, sincopados, al principio de la dicción se expresan con m; ejemplos: m seker (tu sabes), m oyendan (tu memoria).

Con la misma letra pospuesta, se entiende el pronombre umptí (mío): m-huamá-m (tu eres mi amigo).

28. La negación danmén (no) tiene dos propiedades:

Hablando se sincopa, perdiendo el dan, a excepción de cuando se responde simplemente no.

Siempre se pospone al verbo o nombre: jumén (no puedo); chuemén (no poco)

29. Las proposiciones gué (en) y pat (a, para), también se posponen: to e gué (en el cerro); Misát pat (a misa).

30. Desconocen las preposiciones por, con, el relativo que y la copulativa y. Tienen pronombres relativos interrogantes.

31. Los relaivos y adverbios interrogantes:

cuál? reptí? Se usan exclusivamente en las interrogaciones
qué? reca?
a quién? recatí?
quién es? guareptí?
adonde? remá?
porqué? retás?
cómo? retán?
cuándo? repmedima?

32. El número plural en los nombres e forma añadiendo la terminación gúat:

huatí (aquel) huatiguát (aquellos)
gipuai (imagen) gipuaiguát (imágenes)

33. Al nombre de macho añadiéndole la voz kái sincopada de ukái (hembra) se expresan las hembras de aquella especie:

huatí (aquel) huatiguát (aquellos)
gipuai (imagen) gipuaiguát (imágenes)

34. Para expresar las cualidades como hermosura, fealdad, liberalidad, avaricia, generosidad, ruindad, tienen pocas voces, generalmente se expresan mediante adjetivos con el verbo auxiliar.

35. El adjetivo se conserva invariable, con la misma terminación en singular y plural; el sustantivo es quien lo determina. Es accidental que el adjetivo se ponga antes o después del sustantivo.

De los verbos, sus tiempos y conjugaciones

36. Hay cuato verbos auxiliares usados con frecuencia:

  • ti ten: ser o estar
  • ti len: idem anterior, menos usado.
  • ti na: venir
  • ti do: ir

Ti es artículo, los verbos rigurosamente son: ten, len, na, do.

37. Los verbos son inconjugables, los tiempos se determinan por los auxiliares, así todos tienen la misma terminación. Esta regla tiene la excepción de la terminación dan que denota el pretérito. Ejemplos:

ti montéc(escuchar) montecdán (escuchó)
ti geppian (sembrar) geppiandán (sembró)

38. Cuando al verbo se añade el auxiliar, es para darle más fuerza. Entonces en el pretérito la terminación dán va agregada al auxiliar:

geppian tén
(está sembrando)
geppian tendán
(estuvo sembrando)

39. Tienen otra terminación común: mar. Se aplica a los verbos y a los sustantivos; sirve para dar a la expresión fuerza, gracia o ponderación, sin determinar tiempo.

40. Hay tres tiempos verbales: presente, pretérito y futuro. El presente del infinitivo sirve a todos los presentes de este modo. Quitado el al presente del infinitivo, e iniciado con la persona o pronombre, se hace presente de indicativo:

ti do (ir) i do (yo voy)
ti na (venir) i na (yo vengo)

El presente del subjuntivo no tiene modo de explicarse. Se varía la frase de modo que se exprese con el indicativo.

41. El modo imperativo se explica y determina por el infinitivo sin la menor alteración. La gesticulación, el tono, la acción y actitud del cuerpo completarían el valor de la expresión para evitar confusiones.

42. En cuato al pretérito con la terminación dán, significan todos los pretéritos, imperfectos, perfectos y pluscuamperfecto de indicativo. La terminación do denota comúnmente la tercera persona de singular de los pretéritos.

43. La voz chané es una terminación suelta destinada a significar la tercera persona de plural de todos los tiempos, pospuesta al verbo.

44. Para el futuro usan solamente "he de" con dos voces: madde (antepuesta) y marán (pospuesta), de igual fuerza aplicables indistintamente a todos los verbos:

maddé i do (he de ir) i na marán (he de venir)

El verbo queda en su terminación de infinitivo.

45. No tienen en el infinitivo más que el presente, ni pretéritos o gerundios, ni estando o habiendo. Parafrasean las oraciones y les dan sentido con precisión.

46. Hay pocas voces que puedan confundirse, generalmente cada cosa tiene su voz.

47. Son lacónicos, a veces suprimen y subentienden el verbo, por ejemplo para decir "yo tengo hambre" usan Y hueiecás (Yo hambre); Y gueés (Yo sed).

48. En la regla 26, se expresaba que los verbos algunas veces se "dimidian" colocando el pronombre en el medio. Se utiliza generalmente en las frases familiares:

i da-m-ju titén (tengo que darte) El verbo dajú (dar) está dimidiado con el pronombre muti (tuyo) sincopado.
is-me.dá (tu quieres) El verbo isdá (querer) se halla dimidiado con el pronombre emptí (tú) siconcopado.

49. Hay tres verbos simples negativos:

  • itrrés, no querer
  • nihir, no saber
  • jumén, no poder

50. En las cláusulas interrogantes del último verbo que cierra la oración, debe concluir en i:

finaliza en vocal ké-sa-solá Debe concluir:
kei-sai-solai
finaliza en consonante ten-len-egés-mor Debe concluir:
tei-lei-egei-moi

El autor no encontrado el motivo de esta regla.

53, Generalmente los verbos se posponen a todo:

Y latár ten Yo bueno estoy
au etriek i sekér la verdad yo conozco

Nota: Las reglas números 51 y 52, no se encontraban en la edición consultada.

Conjugaciones de los verbos
Del verbo ser y estar: ti ten
Presente
Singular Yo estoy o soy bueno Y latár ten
Tú o vosotros estáis, o sois buenos. em
Aquel está o es bueno. huat
Plural Nosotros estamos, o somos buenos. am
Aquellos están o son buenos huatiguát
Pretérito
Singular Yo era, fui o estuve bueno Y latár tendán
Tu, o vosotros erais, fuisteis o estuvisteis buenos em
Aquel era, fue, o estubo bueno huat
Plural Nosotros éramos, fuimos, o estuvimos buenos am
Aquellos eran, fueron o estuvieron buenos huatiguát
Futuro
Singular Yo he de ser, o estar bueno Y latár ten marán
Tú, o vosotros habéis de ser o estar buenos em
Aquél ha de ser o estar bueno. huat
Plural Nosotros hemos de ser o estar buenos. am
Aquellos han de ser o estar buenos huatiguát
Del verbo auxiliar ir: ti dó
Singular Yo voy a Misa. Y Misát pat do ten
Tú o vosotros vais a Misa em
Aquél va a Misa huat
Plural Nosotros vamos a Misa am
Aquellos van a Misa huatiguát
Pretérito Yo fui, o iba a Misa Y Misát pat do tendán
Futuro Yo he de ir a Misa Y misát pat maddé do ten
Del verbo activo buscar: ti dá
Singular Yo busco la verdad Y áu etriék da
Tu o vosotros buscáis la verdad em
Aquel busca la verdad huat
Plural Nosotros buscamos la verdad am
Aquellos buscan la verdar huatiguát
Pretérito Yo buscaba o busqué la verdad Y au etriék dadán
Futuro Yo he de buscar la verdad áu etriék maddé i da

El autor desconfía que este modo de conjugar sea general, expresando que el verbo ti solá (mirar), tiene en el presente esta variación:

Yo miro: Y solá

Tu miras: em sol

Aquel mira: huát sol

Es decir que solamente en la primera persona esta la á.

 

Dámaso Antonio LarrañagaDámaso Antonio Larrañaga (1771-1848)

Político, eclesiástico y naturalista uruguayo. Fue delegado en la Asamblea Constituyente de 1813 en Buenos Aires.

Habiendo sido muy cercano a José Gervasio Artigas, en el ocaso de la causa artiguista se unió a la dominación portuguesa. En 1821 fue diputado en el Congreso que acordó la incorporación de la Banda Oriental a la monarquía portuguesa.

No se involucró en la revolución libertadora de 1825. Constituida la República en 1830, fue electo Senador por el departamento de Montevideo.


Fuente:

Compendio del idioma de la nación chaná. Dámaso Antonio Larrañaga. Instituto Histórico y Geográfico del Uruguay, Imprenta Nacional, 1923.