John Eric Sidney Thompson

BiografĂ­as de Pueblos Originarios
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Facebook Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
Thompson, John Eric Sidney

Inglaterra

1898 - 1975

Tras recibir una excelente educación escolar, se alistó en el ejército cuando estalló la Primera Guerra Mundial.

Se graduó en la Universidad de Cambridge en 1926, y el mismo año comenzó su labor arqueológica en Chichén Itzá, bajo la dirección del Dr. Sylvanus Morley. Sus investigaciones lo llevaron a otros sitios prehispánicos de México, Honduras Británica (hoy Belice), Honduras y Guatemala.

Efectuó un importante proyecto de excavaciones en la finca El Baúl (Santa Lucía Cotzumalguapa), en 1941 y 1942.

A lo largo de su carrera, Thompson manifestó un interés particular por la escritura jeroglífica y el calendario maya. Trabajó para varias entidades, especialmente para la Institución Carnegie de Washington, donde ingresó en 1935.

Sobre sus 10 primeros años de trabajo en las ruinas mayas, publicó un fascinante libro, escrito en un estilo literario: Arqueólogo Maya (versión original: 1963).

Después de jubilarse, en 1958, Thompson recibió muchos honores en Inglaterra (donde la reina Isabel II lo hizo Caballero de la Orden del Imperio Británico, otorgándole el título de “sir”), España, Estados Unidos, México y Guatemala (Orden del Quetzal). Los textos y testimonios orales develan interesantes aspectos del carácter de Thompson.

Romántico y a veces nostálgico, el arqueólogo británico tenía también una amplia cultura artística, literaria, filosófica e histórica.

El mayor logro de sus trabajos y cultura, es su obra "Grandeza y decadencia de los mayas", que se publicó por primera vez en español en 1959, a la que posteriormente agregó ilustraciones y correcciones (una especie de decano de la investigación sobre los mayas, como se autodefine) destinadas a "mejorar el cuadro, mas no a pintar nuevos matices sobre el lienzo que ya teníamos..."

Las preguntas que Thompson se planteó sobre los mayas desde su primer viaje : ¿cómo surgió esta civilización?, ¿por qué, a diferencia de otras conocidas, se formó en un bosque tropical?, ¿cuándo floreció?, ¿por qué se asemeja tanto y es, a la vez, tan distinta de las civilizaciones del Viejo Mundo?, sirven al autor para dar sus respuestas y para estructurar un libro cuyo interés arranca desde la primera página; y que abarca desde el estudio de la geografía y el medio en que nació y se desarrolló la civilización maya, hasta la decadencia, iniciada siglos antes de la Conquista, pasando por el análisis de sus periodos históricos, del ciclo de un día de la vida de un maya, y de la religión.

“El conocimiento fortalece nuestro placer” solía decir Thompson. Esta distinción intelectual iba con una gran elegancia en sus relaciones con los demás, sin importar su clase social u origen. Uno de sus mejores amigos era un indígena de Belice, que conoció en los años 1920. A la vez, Thompson tenía una personalidad fuerte, exigente y rigurosa.

El inglés, que se decía de la última generación de “arqueólogos generalistas”, tuvo un resplandor poco común en el campo de los estudios mayas.

Contemporáneo de otros míticos arqueólogos británicos, tales como sir William Flinders Petrie, sir Howard Carter y Lawrence de Arabia, J. Eric S. Thompson dejó el recuerdo de una vida apasionada y novelesca.


Fuentes:

http://www.prensalibre.com/pl/2005/octubre/04/index.html

http://sisbib.unmsm.edu.pe/BibVirtual/libros/linguistica/legado_quechua/el_cronista.htm