Nezahualpilli

Biografías de Pueblos Originarios
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
Chichimeca

1472 ~ 1515.

Nezahualpilli

Ampliar ImagenImagen del Códice Ixtlilxóchitl

Códice Xolotl
Mapa Quinatzin
Dinastías del
Valle de México
Según Fernando de Alva Ixtlixóchitl: "El príncipe Nezahualpiltzintli nació en el día que llamaron matlactijome Coatl (12 Serpientel), que era el octavo día de su quinceno mes llamado Atemotzli y en su año llamado matlactlionce Tecpatl (11 Pedernal), que conforme á nuestra cuenta fué á primero de Enero del año mil cuatrocientos sesenta y cinco de la Encamación de Cristo Nuestro Señor".

Después de la muerte de Netzahualcóyotl en el año 1472, los medios hermanos más viejos de Nezahualpilli manifestaron sus pretensiones al trono de Texcoco, pero la nobleza de la ciudad lo había elegido como el más apto de los hijos del viejo rey, lo llevaron por seguridad a Tenochtitlán, y allá proclamado como soberano de Texcoco.

Nezahualpilli, por su juventud, no tomó parte personalmente en las expediciones guerreras de la "Triple Alianza", efectuadas en los primeros años de su reinado, expediciones entre las cuales se sometió a Tlatelolco y se conquistó Matlaltzinco.

Con deseos de expansión encabezó personalmente la conquista de nuevos territorios, domina un levantamiento en la provincia de Tizauhcoac y se distinguió en las llamadas "Guerras Floridas" con el aprisionamiento de Quautliztzactin, soberano de Atlixco.

Las diferentes informaciones de las fuentes respecto a la persona de Nezahualpilli como guerrero demuestran claramente un texto de la "Historia de las Indias de Nueva España y islas de Tierra Firme" por Diego Durán: "El rey Nezahualpilli de Tezcuco, dicen algunos autores que fué á esta guerra y que se mostró en ella muy valeroso; otros dicen que no fué, ni esta historia mexicana lo declara, sólo dice que fueron los más valerosos tetacocanos acompañados de sus señores todos, gente de mucho valor, á prouarse en tan señalada empresa y conquista; y no es de maravillar que no fuese Nezahualpilli, porque esta historia le pinta hombre flaco y afeminado y de pocas fuerzas y flaco y tenido más por profeta, que decía lo porvenir, que no por guerrero, aunque en una pintura ezcucano le vi pintado con sus armas y su espada y rodela en las manos, y un yndio asido de los cabellos, y un retulo á los piés que decía 'aquí prendió Nezahualpilli á este capitan en la guerra de Veotzinco', y estaba señalado el año..."

Alva de Ixtlilxóchitl lo describe como a un estadista con poderes mágicos preocupado de que sus súbditos viviesen en paz y bienestar y atribuye al soberano de Texcoco las cuatro virtudes cardinales de prudencia, valentía, templanza y justicia.

En un tiempo de hambre, Nezahualpilli no sólo abrió sus graneros y dispensó por un año los tributos, sino que abolió una ley sobre prestaciones personales.

Nezahualpilli fue un arquitecto talentoso que continuó la labor de su padre en Texcoco y sus alrededores. Engrandeció el templo mayor y ayudó a tapar el ojo de agua de Acuelcuexatl, después de la inundación de la ciudad de México.

Tuvo fama de gran forjador de cantos y poemas, y de su sabiduría en relación a las cosas divinas. Decía que la embriaguez desfigura los rostros, que la guerra acaba con todo, que es destrucción irremediable de jades y plumas de quetzal.

Relata Fray Juan de Torquemada: "Dicen, que fue grande Astrólogo, y que se preciaba mucho de entender los movimientos de los Astros Celestes; y con esta inclinación, que á estas cosas tenía, hacía inquisición por todas las partes de sus Reinos, de todos los que sabían algo de esto, y los traía á su Corte, y comunicaba con ellos todo lo que sabía, y de Noche se subía á las Azoteas de su Palacio, y desde allí consideraba las Estrellas, y arguía con todos lo que de ellas dificultaban".

Además sabemos por Torquemada que parece haber predicho la llegada de hombres barbados de tez clara, invencibles, venidos de otras tierras y portando armas desconocidas.

Nezahualpilli tuvo muchas fricciones con Moctezuma II. En especial en lo referente a los avistamientos de los extraños hombres en las costas del Imperio Azteca. Existen sospechas de que el propio Moctezuma II haya asesinado a Nezahualpilli para que no interfiriera en la llegada de los españoles.

Durán informa que Nezahualpilli había profetizado a Moctezuma II la derrota contra Huexolzinco, Tlaxcala y Cholula, así como una señal en el cielo que es el anuncio de acontecimientos futuros: "Poderoso y gran Señor: mucho quisiera no inquietar tu ánimo poderoso, quieto y reposado; pero fuerzame la obligación que tengo de te servir á darte quenta de una cosa estraña y maravillosa, que por permisión y voluntad del Señor de los cielos, de la noche y el día y del ayre, a de acontecer en tu tiempo; por lo qual debes estar avisado y advertido y con mucho cuidado, porque yo he alcanzado, por cosa muy verdadera, que de aquí á muy pocos años nuestras ciudades serán destruidas y asoladas, nosotros y nuestros hijos muertos y nuestros vasalíos apocados y destruidos, y de esto no tengas duda; y para más verificar lo que te digo, y para que conozcas ser verdad, sé muy cierto que jamás que quisieres hacer guerra á los vexotzincas, tlascaltecas ó cholutecas alcanzarás la victoria, antes los tuyos serán siempre vencidos con pérdida de tus gentes y señores; y irás te digo, que antes de muchos días verás en el cielo señales que serán pronóstico de lo que te digo: y no por eso desasosiegues y inquietes, que lo que a de suceder es imposible huyre el rostro ..."

Los historiadores coinciden en dar como fecha de su muerte el año 1515, algunos sostienen que fue enterrado con gran pompa, otros que se mantuvo en secreto la muerte y el cuerpo del soberano de Texcoco, en el silencio mas absoluto, fue quemado.

Reinados Chichimecas
Antecesor Sucesor
Antecesor Netzahualcoyotl  Sucesor Cacamatzin

Nezahualpilli tomó por mujer a una hija de Axayácatl pero sus lances amorosos terminaron con la pena capital para ella y sus amantes, Chicuhcoatl, Huitzilihuitl y Maxtla. Según Alva de Ixtlilxóchitl, Nezahualpilli tuvo 2.000 concubinas. Parece que con 40 mujeres, mantuvo relaciones a nivel de familia y engendró 144 descendientes. Otro dato de Ixtlixóchitl cifra la descendencia de Nezahualpilli en 135 con 69 varones y 66 mujeres. Uno de ellos Cacamatzín lo sucedió en el poder.


Fuentes:

http://www.ucm.es/BUCM/revistas/ghi/05566533/articulos/REAA8383110059A.PDF