Moctezuma II

 
 
Cargando ....
  Biografías
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas Efemérides. TwitterEfemérides
 
 
 
 
 
Motecuhzoma Xocoyotzin.

"Moctezuma el joven"

Azteca

1466 - 1520

Moctezuma II

Retrato de autor desconocido, realizado a fines del Siglo XVII. Se encuentra en el Museo delgli Agenti, de Florencia.

LibroVisión de los Vencidos
Miguel León Portilla
linkDinastías del
Valle de México.

Galería de Imágenes
recorrer parar ver ampliado anterior siguiente

 

Hijo del emperador Axayácatl, fue elegido gran sacerdote y, en 1502, sucedió a su tío Ahuizotl en el gobierno del imperio azteca.

Muy instruido en temas religiosos, su fanatismo lo llevó al desastre.

Severo y ambicioso, firme de carácter; no permitía que nadie, salvo su familia, le mirara. Los que acudían a ser recibidos debían vestir trajes sencillos y no estaban permitidos los adornos y las joyas. A su alrededor estableció un sistema que solo los nobles entraban en palacio.

Moctezuma II organizó el imperio en diversas provincias, creó una sólida administración central y reguló el sistema tributario. Al mismo tiempo, prosiguió la expansión militar iniciada por sus predecesores, aunque no pudo someter a los pueblos enemigos de Tlaxcala y Texcoco y fracasó en sus expediciones a Guatemala y Nicaragua, territorios asiduamente frecuentados por los mercaderes aztecas.

En 1518, informado de la presencia de las naves del explorador español Juan de Grijalva en la costa de Yucatán, el soberano azteca envió emisarios y regalos a los extranjeros, a quienes tomó por enviados de Quetzalcoatl, para anunciar su retorno.

Cuando la expedición de Hernán Cortés desembarcó en sus costas, Moctezuma no dudó en identificar al conquistador con Quetzalcoatl, el 8 de noviembre de 1519 lo recibió solemnemente en Tenochtitlán y lo colmó de valiosos presentes.

Moctezuma cedió ante todas las solicitudes de Cortés: él y sus hombres, caballos, y más de 3000 aliados Tlaxcaltecas fueron alojados en el suntuoso palacio de Axayácatl. Las imágenes de los dioses aztecas fueron derribadas y sustituidas por imágenes cristianas.

Moctezuma aceptó ser bautizado, estaba firmemente convencido de la invencibilidad de Quetzalcoatl, y del desastre que caería sobre el mundo si se enfrentaba contra Huitzilopochtli; su hermano Cuitláhuac, en cambio, creía que Huitzilopochtli debía enfrentar y podía vencer al nuevo Quetzalcoatl.

El 14 de noviembre de 1519, Cortés lo hizo prisionero preocupado de que su suerte dependiera de la voluntad del emperador. Lo mantiene en el poder de una manera simbólica, Moctezuma pensaba que finalmente, como buen mexica, iba a resistir hasta el final a Quetzalcoatl, sin seguirle el juego, y convencido de que realmente un enfrentamiento militar hubiera sido una catástrofe cósmica.

Para los aztecas, Quetzalcoatl, habiendo vencido, y reconocida su victoria, debía retirarse, dejando establecidas sus condiciones; pero resultaba que éste Quetzalcoatl no sólo no se iba, sino que además, se dedicaba a saquear todo lo que podía, contradiciendo a sus honorables antecedentes, pues el antiguo Quetzalcoatl si por algo había destacado, había sido por su sabiduría y su prudencia.

Moctexuma y Cortés

Grabado: Moctezuma y Cortés.

Cortés exigió al tlatoani y a los aztecas la "Jura del Vasallaje", que ellos realizaron, las partes lo entendiero de maneras distintas: Para los españoles, significaba que los aztecas aceptaban que España gobernaría ahora no sólo Tenochtitlán, sino todo el Anáhuac y el Tlatocáyotl, a través de gobernadores españoles, quienes se establecían definitivamente ahí. Para los aztecas, en cambio, tal juramento era una confirmación de algo ya sabido y aceptado: que Quetzalcoatl vencía a Huitzilopochtli, y que estableciendo sus "términos", se retiraría según el procedimiento que regía a las conquistas en el Anáhuac.

En medio de todo esto, llegó a Moctezuma una noticia que transmitió a Cortés: 19 barcos habían echado ancla en Veracruz, y no menos de 1500 soldados, entre infantería y caballería, habían desembarcado en el mismo lugar en donde meses antes había arribado el propio Cortés.

Era una expedición organizada por Diego de Velázquez y el obispo Juan Rodríguez de Fonseca, enviada para castigar a Cortés, tomarlo preso y llevarlo a Cuba, por rebeldía.

Dicha expedición venía al mando de Pánfilo de Narváez, sobrino de Velázquez, y con él un oidor de la Audiencia de Santo Domingo, quien tenía la misión de procurar justicia contra Cortés pero cuidándolo del rencor de Velázquez.

Cortés recibió con desagrado la noticia, pues sus hombres eran muy inferiores en número y en equipo; pero al mismo tiempo, no quería dar tiempo a Narváez de organizarse. Agradeciendo a Moctezuma el aviso, Cortés se dispuso a ir a Veracruz y de algún modo arreglar la situación, pero dejó una cierta cantidad de efectivos en Tenochtitlán, que mantendrían a Moctezuma como rehén, y al mando de los cuales puso al capitán Pedro de Alvarado.

Los españoles se impresionaron por las joyas y oro que tenían los nobles, pues estaban celebrando la principal fiesta azteca, "Tóxcatl", para la cual previamente habían pedido permiso. Para ello, los españoles pusieron como condición que nadie debería ir armado a la celebración.

Huey Tlatoanis Aztecas
Antecesor Sucesor
Antecesor Ahuízotl Sucesor Cuitláhuac

Cuando esta se encontraba en su apogeo cerraron las puertas del patio y exterminaron a todos los participantes. El pueblo se alzó en una revuelta. El 29 de junio de 1520, instruído por Cortés, en un intento para sofocar el violento tumulto, Moctezuma se asomó al balcón de su palacio. La población comenzó a arrojarle piedras y flechas. Según la versión española, Moctezuma moriría a consecuencia de sus heridas. Según una versión azteca, recopilada por Bernardino de Sahagun, todos los nobles aztecas que se encontraban en poder de los españoles fueron ejecutados bajo el garrote al dejar de ser útiles, posteriormente al recoger sus cuerpos, que fueron arrojados a la calle, el cuerpo de Moctezuma mostraría heridas de espada. El códice Ramírez, escrito después de la conquista por un azteca cristianizado, reclama que a Moctezuma no se le administraron los últimos sacramentos, pues los sacerdotes que acompañaban a Cortés estaban ocupados buscando oro.

Cuitláhuac fue elegido como sucesor de Moctezuma.

Piedras y flechas contra Moctezuma.

Ataque a MoctezumaTanto la edificación como el balcón en el que está Moctezuma es de características europeas. En el vano que se observa a la derecha se asoma seguramente Hernán Cortés y sus hombres. En la azotea se encuentra el emblema de los aztecas y luego de México actual: el águila con el nopal sujetando el macuahuitl. En el momento que Moctezuma se dirige a los súbditos, estos parece que no están escuchando el mensaje de su emperador, sino todo lo contrario: en actitud de agresión hacia el mismo, de revuelta e inconformidad.

Cuadro realizado en 1698 por Miguel y Juan González, pintores residentes en la ciudad de México. Utilizaron la técnica del enconchado -de influencia oriental-, que incluye incrustaciones de nácar, para pintar 24 tablas que registran 50 escenas en las que narran la conquista de México, desde el desembarco de Cortés en San Juan de Ulúa hasta la caída de Tenochtitlan. La imagen corresponde a la escena 32.

linkVer:

La Conquista de México. 24 tablas pintadas por Miguel y Juan González (1698).
La noche tristeLa noche triste

Los acontecimientos comenzaron cuando estando la ciudad a cargo de Pedro de Alvarado, los mexica se disponían a realizar la gan fiesta del mes "toxcatl" en honor de sus dioses principales, autorizada por Cortés a cambio de no realizar sacrificios humanos. Cuando ésta se encontraba en su apogeo cerraron las puertas del patio y exterminaron a todos los participantes, era el 6 de Mayo de 1520, alrededor de 600 líderes aztecas fueron ultimados, el hecho pasó a la historia como la "Masacre del Templo Mayor".

En respuesta a la agresión, miles de guerreros atacaron a los españoles en una batalla que duró dos días. Al tercer día, Cortés, ya de regreso, exigió a Moctezuma, que ordenara a su gente permitir la salida de él y sus compañeros. Moctezuma accedió, pero el pueblo azteca respondió con insultos y pedradas que, según la historia oficial, lo hicieron caer herido. Aunque se corrió el rumor de que esa había sido la causa de su muerte, algunos testimonios hacen ver que no fue así. Ante el fracaso de su intento por abandonar Tenochtitlán, los españoles decidieron huir la noche del 30 de junio de 1520. Antes, al parecer, se dio la orden de matar a Moctezuma. Con la ayuda de centenares de guerreros tlaxcaltecas, llevaron consigo un puente de madera para poder cruzar el lago. También cargaron con los tesoros que habían recopilado y que a la postre impidieron su avance rápido. De acuerdo con la historia, esa noche lloviznaba, lo que de por sí hacía difícil la movilización, un grito de alerta por parte de los custodios del templo azteca avisó al pueblo. Así inició la persecución que acabó algunas horas después con importantes pérdidas para las filas españolas. Se cuenta que la aurora del nuevo día sorprendió a Hernán Cortés al pie de un ahuehuete en Popolta, con la cabeza inclinada sobre el pecho y sin poder ocultar el llanto a causa de la derrota sufrida. Algunos historiadores, no obstante, aseguran que el conquistador no habría tenido tiempo detenerse y mucho menos de llorar, pues los aguerridos aztecas siguieron su pista durante muchas horas.

La huída terminó con la vida de 433 españoles, miles de indios aliados y 77 caballos.