Fernando de Alva Ixtlilxóchitl

Biografías de Pueblos Originarios
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones

Chichimeca

1568 ~ 1648

Códice Ixtlilcóchitl
Códice Xolotl
Mapa Quinatzin
Nació en el año 1568 probablemente en San Juan de Teotihuacan o Texcoco. Descendiente de Netzahualpilli, Rey de Texcoco. Su madre fue Doña Beatriz Panantzin, hija de Cuitláhuac, penúltimo de los emperadores aztecas.

Junto a Chimalpahin y Alvarado Tezozómoc, pertenece al grupo de cronistas que reflejaron la historia indígena mexicana, a la luz de una educación ya españolizada.

Como hijo de español y mestiza su educación es una mezcla de ambas tradiciones culturales, dominando tanto el nahuatl como el castellano. La síntesis de ambas herencias culturales se reforzará en el Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco, donde aprendió a escribir en latín y en español textos sobre historia antigua de México.

Tradujo códices indígenas y compiló manuscritos de la historia de México, se le debe gran parte de la historia que habla de Nezahualcóyotl, personaje antepasado suyo. La obra de Ixtlilxóchitl puede localizarse en sus Obras Históricas, cuenta de los orígenes de la civilización mesoamericana, ubicando su génesis en los toltecas y sublimación con los aztecas tras el sacrificio de Cuauhtémoc. Entre estos escritos el que se refiere a las hazañas y creaciones del rey Nezahualcóyotl fue llamado "Historia de la nación chichimeca", Boturini la denominó "Historia General de la Nueva España".

Las Obras históricas de Fernando de Alva Ixtlilxóchitl permiten reconocer los primeros pensamientos mestizos sobre el origen de su cultura, influido por la ideología occidental, por lo que en muchas partes de su escrito refleja su religiosidad; no obstante a pesar de quitarle objetividad ofrece una visión que puede someterse a discusión para ampliar el horizonte de conocimiento.

Ixtlilxóchitl brinda un recorrido sustancioso sobre la vida de Netzahualcóyotl, rey texcocano que refleja el auge que obtuvieron los habitantes de América en cuanto a poesía, construcción y legislación. Se habla incluso que Texcoco figuró como la Atenas de América.

Durante los últimos años de su vida, fue intérprete del Juzgado de Indios, en la Ciudad de México.

Falleció hacia 1648, posiblemente en la ciudad de México.