Carlos I

Biografías de Pueblos Originarios
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
Carlos I

Ampliar imagenCarlos V como Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y Rey de España como Carlos I.
Óleo de J. Seisenegger.

Bélgica

1500 - 1558

"Emperador de Romanos, Rey de España, Señor de las Indias y Nuevo Mundo"

Nació el 24 de febrero de 1500 en Gante, actual Bélgica. Fue hijo de Felipe el Hermoso y de Juana la Loca. Heredero directo de los Habsburgo y los Austria mayores, en su persona recayó el derecho a llevar la corona imperial del Sacro Imperio Romano Germánico y el reino de Castilla y Aragón.

Rey de España con el nombre de Carlos I (1516 – 1556), el primero que unió en su persona las coronas de Castilla y Aragón, y Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico como Carlos V (1520–1558).

Le tocó hacerse cargo de tamaño legado sin edad suficiente para ejercerlo en sentido práctico, aunque sí por derecho. De esta manera, su abuelo asumió la regencia de los Países Bajos, aunque posteriormente, tanto la tutela de Carlos como la regencia estuvieron a cargo de Margarita de Austria.

Educado en Flandes, sólo hablaba flamenco y francés cuando llegó a España, hecho que generó cierto descontento entre los hispanos.

Gobernó en un principio a España bajo la regencia del cardenal Jiménez de Cisneros, que murió antes de ver al monarca, y al empuñar el cetro entregó a la corte flamenca que lo acompañaba los cargos más importantes del país.

Coronado Emperador en 1520, soñó con una monarquía universal, pero tuvo que enfrentar cuatro veces a Francisco I de Francia, a quien venció e hizo prisionero en Pavía. En 1555 abdicó en su hijo Felipe II como rey de España y en su hermano Femando como emperador de Alemania, y se retiró al monasterio de Yuste hasta su muerte, 21 de septiembre de 1558.

La conquista de las Indias

Francisco López de Gomara, en su "Historia General de las Indias" (1552) sugiere en la dedicatoria del libro al Emperador, las nuevas responsabilidades que le corresponden:

"A Don Carlos, Emperador de Romanos, Rey de España, Señor de las Indias y Nuevo Mundo: Muy soberano señor: la mayor cosa después de la creación del mundo, sacando la encarnación y muerte del que lo creó, es el descubrimiento de Indias; y así las llaman Nuevo Mundo... El trabajo y peligro vuestros españoles lo tornan alegremente, así en predicar y convertir como en descubrir y conquistar. Nunca nación ninguna extendió tanto como la española sus costumbres, su lenguaje y armas, ni caminó tan lejos por mar y tierra con las armas a cuestas. Pues mucho más hubieran descubierto, subyugado y convertido, si vuestra majestad no hubiera estado tan ocupado en otras guerras; aunque para la conquista de Indias no es menester vuestra personal sino vuestra palabra. Quiso Dios descubrir las Indias en nuestro tiempo y a vuestros vasallos, para que las convirtieseis a su santa ley, como dicen muchos hombres sabios y cristianos. Comenzaron las conquistas de indios acabadas las de moros, porque siempre guerreasen españoles contra infieles; otorgó la conquista y conversión el Papa; tomasteis por letra Plus Ultra, dando a entender el señorío del Nuevo Mundo. Justo es, pues, que vuestra majestad favorezca la conquista y los conquistadores, mirando mucho por los conquistados. Y también es razón que todos ayuden y ennoblezcan las Indias, unos con santa predicación, otros..."

Treinta años después de la llegada de Colón, se habían producido en las Indias grandes cambios: Alonso de Ojeda, Rodrigo de Bastidas y Nicuesa habían realizado una serie de viajes menores por el Caribe y las costas septentrionales de América del Sur; Núñez de Balboa había descubierto el istmo de Panamá y el mar del Sur; la expedición de Juan Díaz de Solís había llegado al estuario del Plata; y Magallanes y Elcano habían completado el primer viaje de circunnavegación alrededor del mundo.

Más cambios llegaron con la conquista de México por Hernán Cortés (1519-1522) y de Perú por Francisco Pizarro (1536), y lo que significaba en la economía de la corona. Pronto se sumarían los territorios de Chile (Pedro de Valdivia), Bogotá, y del Río de la Plata.

Le correspondía a Carlos V, la administración política, el establecimiento de la estructura social de conquistadores y conquistados, y a evangelización y afianzamiento de la religiosidad cristiana. En 1542, bajo la inspiración de Bartolomé de las Casas, promulgó las "Nuevas Leyes de Indias". También creó las primeras audiencias y virreinatos; aunque la estabilización de las nuevas sociedades llegaría después de su reinado.