Jerónimo Luis de Cabrera

Biografías de Pueblos Originarios
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
Jerónimo Luis de Cabrera

España

1538- 1574

Estatua en la ciudad de Córdoba.

Estatua en la ciudad de Córdoba.

Nació en Sevilla, España, miembro de una familia hidalga, siguió la carrera militar y a los diez años ya servía en la Armada.
Fundación de Córdoba

Óleo del pintor croata Petar Svjetlošak “La fundación de Córdoba” que realizó alrededor de 1950, con el asesoramiento histórico del R. P. Pedro Grenón y del Dr. Carlos Luque Colombres por entonces decano de la facultad de Filosofía de Córdoba. Se encuentra en el museo Obispo Fray José Antonio de San Alberto dentro del Instituto de las Hermanas de Santa Teresa de Jesús.

En 1538 partió hacia las Indias con su hermanastro Pedro de Cabrera, arriba a Lima hacia 1569 y en 1571 es nombrado corregidor y justicia mayor de la Villa del Potosí.

Es designado "adelantado" para la exploración y conquista de nuevas tierras para la corona española en América, de este modo el virrey Francisco de Toledo le nombra gobernador del Tucumán con la orden de fundar una población en lo que hoy es Santiago del Estero, sin embargo Cabrera decide hacer su fundación más al sur, tras un primer intento en el asiento de Quisquisacate, funda la ciudad argentina de Córdoba el 6 de julio de 1573, a la que llamó "Córdoba de la Nueva Andalucía" cumpliendo una promesa a su esposa, en homenaje a la tierra de donde ella y su familia provenían, además el paisaje de la "Nueva Andalucía" era muy semejante al de Andalucía, expresó Cabrera que "realizaba su fundación principal en un país en donde se dan las cuatro estaciones, y la gente es barbuda y alta, morena como en Andalucía" (los comechingones).

Cabrera había sido comisionado por el virrey del Perú para que fundara un fortín en una latitud que correspondía a la actual provincia de Santiago del Estero, el adelantado desobedeció tal orden y penetró más al sur en busca de dos objetivos: La Ciudad de los Césares, y crear una provincia con salida al Océano Atlántico, para esto último descendió por el río Tercero y su continuación, el río Carcarañá, con lo cual llegó a orillas del río Paraná hasta las proximidades de la actual ciudad de Santa Fe, allí intentó refundar la llamada "Torre de Gaboto" o Fuerte de Sancti Spiritu haciendo construir un fortín y puerto al cual llamó San Luis, en este quehacer es que se encontró con Juan de Garay, quien bajaba desde Asunción buscando también una salida marítima; ambos discutieron por quién tenía reales derechos, ninguno de los dos tenía permiso real, durante la polémica Cabrera fue llamado a la ciudad de Córdoba por el inminente peligro de un ataque aborigen.

Desde Perú había llegado un "veedor", Gonzalo de Abreu, éste notó que las tierras en posesión de Cabrera eran ricas y recordando que el adelantado había desobedecido las órdenes virreinales, en un juicio sumarísimo, lo condenó a muerte.

Jerónimo Luis de Cabrera al ser hidalgo tuvo "la gracia" de no ser muerto con "garrote vil", fue trasladado a Santiago del Estero, y decapitado el 17 de agosto de 1574. Posteriormente se decidió trasladar sus restos a Córdoba, envuelto en pieles y cubierto de sal. El lugar de la sepultura fue en cercanías del río Suquía, una crecida la arrastró y nunca se pudo recuperar el cuerpo.