Vasco Núñez de Balboa

 
 
Cargando ....
  Biografías
PortadaPortada Culturas Áreas Culturales Primeros Americanos Sitios Arqueológicos Arte Precolombino Cosmogonía Dioses y Personajes Míticos Lenguas Escritura y Simbología Biografías Textos y Documentos Mapas Colecciones Pictóricas y Fotográficas
 
 
 
 
 
Vasco Nuñez de Balboa

Ampliar ImagenÓleo sobre lienzo. Museo Naval de Madrid. (Siglo XIX).
Copiado del grabado de la obra Retratos de los españoles ilustres, publicada en Madrid, en 1791.

Monumento en Panamá

Ampliar ImagenMonumento en la ciudad de Panamá. Fotografía tomada en 1997, con el paso del cometa Hale-Bop.

España

1475 ~ 1517

Nació en 1475, descendiente de los señores del castillo de Balboa, cerca de Villafranca, en León; su padre fue el hidalgo Nuño Arias de Balboa, se desconoce quién fue su madre.

Durante su adolescencia sirvió como paje y escudero de don Pedro de Portocarrero, señor de Moguer.

En 1500, motivado por su señor con las noticias de los viajes de Cristóbal Colón hacia el Nuevo Mundo, decidió emprender viaje a América con la expedición de Rodrigo de Bastidas. En 1501 atravesó las costas del Caribe desde el este de Panamá, pasando por el golfo de Urabá, hasta el cabo de la Vela.

Culminada la expedición, se quedó en La Española, donde posiblemente participó en las acciones de sojuzgamiento de los nativos del área, recibió tierras en la villa Salvatierra de la Sabana, como vecino fundador. En este lugar, cuyo principal recurso era la cría de cerdos, Balboa contrajo numerosas deudas y en 1509 deambulaba por Santo Domingo, confinado por sus acreedores.

En 1508 Alonso de Ojeda y Diego de Nicuesa habían capitulado con la corona la colonización de las tierras situadas entre el cabo de la Vela y el de Gracias a Dios. En ellas se establecieron nuevas gobernaciones, Nueva Andalucía y Castilla del Oro (Veragua), al frente de las cuales quedarían Ojeda y Nicuesa, respectivamente. El límite entre ambas sería el golfo de Urabá. Ya en Santo Domingo, Ojeda se asoció con el bachiller Martín Fernández de Enciso para realizar la empresa; marchó delante hacía Nueva Andalucia con un barco, y encargó a Enciso que se le reuniese más tarde con otro navío, pertrechos y gente.

El 13 de septiembre de 1510, Enciso zarpó de Santo Domingo con el fin de apoyar la expedición de Alonso de Ojeda. Entre su tripulación llevaba como polizón a Balboa, el cual una vez superado el peligro de ser devuelto a la isla, se presentó ante el bachiller.

Enciso montó en cólera y amenazó con abandonarlo en la primera isla desierta que encontraran; la tripulación empezó a argumentar en favor de Balboa, señalando la utilidad que les podía reportar por ser conocedor de la zona y, además, transformó al polizón en héroe popular de la expedición. En general, el manejo que el bachiller dio a las diversas situaciones que tuvo que enfrentar en el viaje, minó la confianza que la tripulación tenía en él.

Ojeda, entre tanto no había tenido mucha fortuna en Nueva Andalucia y hubo de partir hacía Santo Domingo en busca de ayuda dejando en el pequeño establecimiento fundado, San Sebastián, varios hombres al mando del más tarde famoso Francisco Pizarro. A la llegada de Enciso estaban a punto de abandonarlo; pero la situación mejoró gracias a una serie de medidas adoptadas bajo la inspiración directa de Balboa, cuya popularidad entre los españoles iba haciéndose cada vez mayor.

Balboa propuso cambiar el lugar del asentamiento a la orilla occidental del golfo, donde las tierras eran mejores y más frescas y, además, los indios no colocaban veneno en la punta de sus proyectiles. La iniciativa fue aceptada fundó Santa María de la Antigua del Darién (1510), siendo elegido alcalde del mismo, a pesar de que con ella se creaban problemas de jurisdicción con Diego de Nicuesa, a quien le correspondía el control de ese territorio.

A Nicuesa, establecido no muy prósperamente en Nombre de Dios, se enviaron emisarios invitándolo a trasladarse a la Antigua como gobernador. Este no solo no accedió sino que se dispuso a castigar a Balboa por entrar en sus dominios, pero vencido por él fue embarcado en un buque desvencijado que se debió de hundir en el mar.

La posición de Balboa se vio reforzada al lograr el nombramiento de gobernador del Darién por parte del virrey don Diego Colón (1511) suprema autoridad entonces en el Nuevo Mundo.

Ilustración De Bry

Ilustración de Teodoro de Bry
Balboa echa a los perros a dos indios que practicaron el amor entre hombres.

Desde la Antigua va incorporando el territorio circundante por las armas o por alianzas con los indígenas. Los indios le dieron informes de tribus indias del norte o del noroeste de Colombia y datos que le permitirían lo que para la época fue una hazaña: El descubrimiento del Océano Pacífico.

El 1 de septiembre de 1513 se puso al frente de una columna con 190 españoles y unos 800 indios y se dirigió hacia el interior panameño.

Fueron tres semanas de penosa marcha, luchaban contra las enfermedades y contra una geografía hostil que les hacía avanzar lentamente y a machetazos por las frondosas selvas. En el camino se perdieron muchos hombres. Unos engullidos por los pantanos o los caimanes; otros perecieron por dolencias tropicales. El resto tuvo que soportar las altísimas temperaturas y los enjambres de mosquitos.

El único consuelo al que pudieron aferrarse fue el proporcionado por diferentes tribus aliadas de la zona, las cuales socorrieron a los expedicionarios con alimentos e indicaciones certeras sobre el camino a seguir en aquel trasiego decisivo para la historia de América. Al final, la comitiva pudo llegar a las estribaciones de una montaña desde cuya cumbre —decían los indios— se podía atisbar el azul de un inmenso mar.

El 25 de septiembre de 1513, Vasco Núñez de Balboa, escoltado por unos pocos hombres, entre ellos, Francisco Pizarro, subió a lo más alto del monte y desde allí comprobó que los indígenas tenían razón. Era la primera vez que un europeo certificaba la existencia de un océano al otro lado de la Tierra Firme. Un día más tarde, los blancos se bañaron en la playa más próxima, festejando la gesta ante los asombrados indios. El 29 de septiembre Núñez de Balboa, en compañía de 26 hombres, dio el nombre de San Miguel al golfo en el que se había celebrado el descubrimiento. Allí mismo, en un acto emotivo, tomó posesión del lugar en representación del rey católico Fernando, ceremonia que repetiría justo un mes más tarde.

Mapa

Balboa ordenó regresar a Santa María de la Antigua, ciudad en la que entró el 19 de enero de 1514. Su fama llegó al Consejo de Indias, quien revocó la sentencia en su contra y designó a Núñez de Balboa adelantado del Mar del Sur y gobernador de Panamá y Coiba; por otra parte las acusaciones de Enciso en su contra tuvieron eco en la Corte, y Pedrarias Dávila fue nombrado gobernador de Castilla de Oro, con lo cual Balboa quedó bajo su mando.

Las relaciones con Pedrarias no eran muy buenas, mejoraron un poco al pactarse el casamiento de Balboa con una de las hijas de Pedrarias, que estaba en España. Se hicieron preparativos para proseguir las exploraciones por el Mar del Sur, y se reprobló Acla, ciudad que había sido abandonada ante los ataques indígenas, quedando en ella Pedrarias mientras Balboa en la costa pacífica se ocupaba en la construcción de unos barcos para emprender el viaje hacía el Sur.

Quevedo, obispo de Castilla de Oro, amigo de Balboa, debió partir a España, Pedrarias temeroso que la apelación del obispo en defensa de su amigo les fuera perjudicial, convocó a Balboa a la villa de Acla, le acusó de conspiración contra la corona, y condenó a la pena de muerte. La sentencia se ejecutó en enero de 1517.

Fragmento de carta enviada la corona donde describe la situación con el gobierno de Pedrarias.
Santa María la Antigua 16 octubre 1515:
"Cristianísimo y muy poderoso príncipe Rey nuestro Señor: En el mes de Abril de quinientos y quince escribí a Va. majestad una carta y otras dos veces antes haciendo saber a Va. real Alteza las cosas que acá han sucedido desde que aquí llegó el gobernador Pedrarias de Avila con la armada y así mismo suplicando a Vra. Majestad mandase que viniese aquí una persona para que tomase información de todas las cosas que acá sucedido hasta ahora porque está de tal manera la tierra que cumple mucho servicio de Va. R. Alteza poner término antes que se pierda todo, porque están ya las cosas en tal estado que el que las hubiere de tornar a poner en el estado en que solían estar le cumple no echarse a dormir ni descuidarse porque adonde los caciques e indios estaban como ovejas se han tornado como leones bravos y han tomado tanto atrevimiento que otros tiempos solían salir a los caminos con presentes a los cristianos y ahora salen a los saltear y los matan reciamente y esto ha sido a causa del mal tratamiento que los Capitanes que han andado fuera en las entradas les han hecho porque no ha bastado tomarles las haciendas sino los hijos y mujeres chicos y grandes de lo cual Dios Nuestro Señor ha sido muy deservido y Vuestra Alteza y demás del deservicio V.R. Alteza ha perdido mucha cantidad de sus Rentas, lo cual de antes estaba enhilado de tal manera que de aquí adelante se hubiera mucho provecho porque en la tierra hay que a Dios gracias (...)"