Acosta, José de

Biografías de Pueblos Originarios
Cargando ....
Portada Pueblos OriginariosPortada
Twitter Pueblos Originarios
Secciones Pueblos OriginariosSecciones
Acosta

España

1540 - 1600

LibroHistoria Natural y Moral de las Indias.
Nació en la ciudad castellana de Medina del Campo, en Octubre de 1540, era el noveno hijo, en una familia de judíos conversos.

Ingresado en la Compañía de Jesús, cursó estudios en Alcalá de Henares bajo la influencia de la Escuela de Salamanca. Luego de sus pedidos, en 1571, cuando contaba 31 años de edad, es destinado al Virreinato del Perú, a las misiones de los Andes.

Asesor de los virreyes del Perú, ayudó en 1582 al arzobispo Santo Toribio de Mogrovejo en la organización del Tercer Concilio Limense, del que redactó las actas. Preocupado por el adoctrinamiento de los indígenas, elaboró junto a otros sacerdotes un catecismo en quechua y aymara

Como fruto de su experiencia evangelizadora escribió entre 1575 y 1576 en latín seis libros que constituyeron De Procuranda Indorum Salute, el más importante Manual de Misiología creado con ocasión de la propagación del Evangelio en Indias.

Sus juicios éticos a favor de los indios y en contra de los españoles tanto del clero como de las autoridades no eran acordes con la política oficial de España y esto le acarrearía, no el reconocimiento a su original teología y pedagogía evangelizadora sino fama de exaltado perulero.

Como cristiano Acosta denuncia los abusos de los españoles en la conquista de América y condena sus métodos inhumanos de penetración y evangelización. Sin embargo, Acosta estudia, también, el espacio viajando y observando la naturaleza americana, su geografía y los fenómenos físicos del Nuevo Mundo, en esta forma, desde una nueva filosofía de la historia, reconoce y afirma en el natural americano conquistado su naturaleza como ser libre. En este sentido Acosta explica y razona desde una nueva ética de comportamiento, más justa y más humana, del conquistador frente al conquistado.

El talento de Acosta como buscador de causas y de razón de las novedades y extrañezas de la naturaleza del Nuevo Mundo, su objetividad, su orientación hacia la investigación y su búsqueda de la verdad se verán expuestas en la Historia natural y moral de las Indias.

Historia natural y Morall de las Indias La Historia Natural y Moral de las Indias se publicó en Sevilla el año 1590, en la casa de Juan de León, es la obra más conocida de Acosta y ha sido objeto de numerosos estudios y sucesivas publicaciones debido a que él como autor la tradujo al idioma popular.

Ver edición digitalizada.

En el Proemio al Lector, Acosta se refiere al análisis que ha efectuado de las diversas obras que sobre el Nuevo Mundo o Indias Occidentales se han publicado. “Mas hasta ahora no he visto autor que trate de declarar las causas y razón de tales novedades y extrañezas de la naturaleza, ni que haga discurso o inquisición en esta parte; ni tampoco he topado libro cuyo argumento sea los hechos e historia de los mismos indios antiguos y naturales habitadores del nuevo orbe”.

La Historia natural y moral de las Indias se publicó en Sevilla el año 1590, en la casa de Juan de León, es la obra más conocida de Acosta y ha sido objeto de numerosos estudios y sucesivas publicaciones debido a que él como autor la tradujo al idioma popular.

Acosta escribió incansablemente durante toda su vida, de sus escritos sólo una parte vieron la luz pública debido, sobre todo, a su prematura muerte. Muchos de sus documentos han desaparecido o yacen ignorados en cualquier archivo insospechado por causa de la dispersión general de la orden decretada por Carlos III, en 1767.

Vuelto a España, después de tantos años de compenetración con el Nuevo Mundo y sus gentes, Acosta, hasta 1592 obtuvo el reconocimiento de su obra humanista-reformista, a la par que científica, sin embargo, el terco y exaltado perulero habría de encontrar, después de su actuación como vocero de los memorialistas, no pocos prejuicios, sinsabores, incomprensiones y amarguras que se explicarían, por su fuerte personalidad reformista y por el desconocimiento existente en España de su labor en el Nuevo Mundo frente a los problemas y las tensiones surgidos ante la implantación de la cultura occidental y la respectiva adaptación del cristianismo a las concepciones religiosas indígenas.

Murió en Salamanca en 1600.